Fiatc superiorRadio marca header

0-0: Atlético y Real Madrid firman tablas y decidirá el Bernabéu

0

madrid-sigue-sin-ganar-calderon-1429043901049

Real Madrid y Atlético decidirán la eliminatoria en el Santiago Bernabéu después de firmar tablas en el Calderón en un tenso partido en el que el equipo madridista perdonó a su rival en los primeros cuarenta y cinco minutos y se salvó luego de la derrota en una brusca segunda mitad.

El Calderón asistió a dos partidos en uno. El Real Madrid, que por séptima vez esta temporada fue incapaz de ganar al Atlético, estuvo más cerca que nunca de hacerlo, al menos en el primer tramo del encuentro a causa de la tremenda actuación del guardameta Oblak. Pero tras el descanso, su fondo físico se desmoronó y estuvo a merced del equipo rojiblanco, que si no decantó la eliminatoria a su favor se debió a las decisiones del serbio Mirolad Mazic, quien perdonó dos penaltis y dos expulsiones por un codazo de Sergio Ramos a Mandzukic y por un puñetazo de Carvajal al delantero croata.

Carlo Ancelotti había asegurado días atrás que había encontrado la fórmula para contrarrestar el planteamiento de Simeone. Y no fue de farol porque casi lo consigue.

Salió el Real Madrid dispuesto a meter miedo al Atlético y en ocasiones hasta llegó a provocar el pánico en el Calderón. El equipo blanco desactivó a su rival a través de la posesión y con Carvajal y Marcelo a la altura de Kroos, Ancelotti consiguió superioridad numérica en el centro del campo.

Simeone se desesperó ante un escenario inesperado que además provocó demasiados errores de sus futbolistas..

Al Madrid, sin embargo, le faltó una cosa para haber decantado la eliminatoria. La más importante: el gol. El 0-0 con que se llegó al descanso penalizó su falta de eficacia y dio vida al conjunto colchonero tras un monólogo del equipo madridista, hasta entonces absoluto dueño del balón y del partido. La soberbia actuación de Oblak evitó seguramente que el Atlético ya estuviera eliminado .

El meta esloveno abortó hasta cuatro clarísimas ocasiones de gol. La primera, muy pronto, a los tres minutos, cuando Bale se plantó solo ante él tras un error de Godín. Luego (30’), de nuevo ante un potente zurdazo del galés y también ante un disparo con el efecto cambiado de James (36’), que se volvió a encontrar con el esloveno en otro remate (42’) dentro del área.

El Real Madrid se desvaneció en la segunda parte. El Atlético recuperó su mejor versión y por momentos encerró al equipo de Ancelotti en su área. Desencadenó un bombardeo sobre el área de Casillas al que su rival apenas pudo responder. Cristiano, Benzema y Bale desaparecieron y las ocasiones se sucedieron sin freno en el área de un rival roto.

Simeone había conseguido decantar la situación y el Calderón se convirtió en esa olla a presión que tanto intimida. Un cabezazo de Arda Turán desencadenó un ataque feroz al que que sólo el colegiado consiguió poner freno. El juego pasó a ser una guerra de guerrillas y las continuas interrupciones favorecieron a un Madrid cansado que decidió esperar a que pasaran los minutos. Aún así, un fresco Fernando Torres pudo haberle dado un disgusto en una típica arrancadas de las suyas y Casillas se erigió de nuevo en el ‘santo’ al detener en el descuento y en la misma raya un remate desde el suelo de Mario Suárez que el Calderón ya se aprestaba a celebrar como el gol de una victoria que no llegó.

____

Fuente: www.sport.es

Share.

Leave A Reply