Fiatc superiorRadio marca header

A falta de fútbol… Messi

0

A falta de fútbol, Messi. Quien nos iba a decir que el regreso del fútbol en lugar de deleitarnos con un sinfín de movimientos de compraventa de jugadores, mientras esperábamos felizmente el inicio de la competición, estaríamos siguiendo el no-traspaso de Messi. Al menos, hemos podido entretenernos durante unos días con su posible no-marcha del FC Barcelona.

Pero no nos quedemos simplemente con que un jugador de la talla de Lionel Messi decidió dejar el club al que le ha dado y beneficiado de un talento innato para practicar este deporte. Tras una vida dedicada al club, sus razones de peso debe tener una persona al tomar una decisión de estas características. Principalmente, bajo mi punto de vista, hay cuatro razones que desembocan en el inicio de este final (y, efectivamente, es final por que el próximo junio dejará de ser jugador del FC Barcelona, sin reportar euro alguno por traspaso; todo ello, si las elecciones de marzo no deparan sorpresas anunciadas por algún candidato).

En primer lugar, siempre hay una razón deportiva; al igual que su eterno rival en LaLiga hace unos años, el FC Barcelona acabo la temporada con una plantilla envejecida y que ya ha ganado todos los títulos posibles, por lo que hay una pérdida de motivación. Si a eso le juntamos la llegada de futuras estrellas que todavía no están preparadas para asumir el relevo de los veteranos, se augura un periodo de inestabilidad deportiva (siempre podemos ir al mercado y fichar, pero las cuentas actuales del club no permiten grandes objetivos tras una reducción de ingresos por la pandemia de unos 300 millones de euros).

Otra de las razones la tendríamos en la directiva que, en boca del propio Messi en la última entrevista concedida, no ha dotado a la plantilla de la estabilidad y proyecto necesarios.

En tercer lugar, la razón económico-fiscal; hace un tiempo, y que muchos olvidaron de manera rápida, el jugador fue sentenciado con 21 meses de cárcel y una multa de 2,1 millones (además del pago del dinero que las autoridades sentenciaron había sido defraudado). En ese momento, como también le pasó a Cristiano Ronaldo, Messi hubiera agradecido un mayor apoyo del club al que tanto ha dado y del que no tuvo la respuesta esperada.

Y, finalmente, no olvidemos la razón monetaria; una salida del jugador sin coste para el nuevo club, podría suponerle el doble de ingresos que en la actualidad (muy interesante para los últimos años de carrera del mejor jugador del mundo, con respeto a los aficionados del Real Madrid, que tendrán otra opinión).

Todo en su conjunto, son suficientes razones para tomar una de las decisiones más difíciles con las que se haya encontrado Messi en su carrera deportiva.

Y sin olvidar que todo movimiento de un jugador de un club a otro, supone un coste cuya factura siempre recae en los mismos; es decir, los sponsors (siempre olvidados hasta que llega la fecha de cobro). Quien le explica ahora a Rakuten que sus 55 millones siguen valiendo lo mismo, pero sin Messi; o los 19 millones de Beko sin que su marca la luzca la estrella mundial.

Ramon Robert @RamonRobert1971

Share.

Leave A Reply