Fiatc superiorRadio marca header

Alves, más ofensivo que nunca

0

El director adjunto del diario Sport, Joan Maria Batlle, empezó su participación en el programa de ayer hablando del partido liguero del sábado con el Deportivo y ensalzando el buen papel de Alexis, con mucha actitud y demostrando buen entendimiento con Messi en ataque. También consideró nombres propios del partido al propio Leo, quien no faltó en su cita con el gol y está a punto de haber visto portería frente a todos los rivales ligueros posibles en una misma temporada, y a un Alves que jugó quizás su mejor partido esta temporada y que lleva varios demostrando ser el jugador más en forma del equipo.

Preguntado por el argentino y las dudas que se están teniendo respecto a él últimamente, Batlle consideró que está menos activo pero igual de efectivo de cara al gol, que al fin y al cabo es lo que importa y lo que hace sumar victorias. ¿Los motivos? Quizás entra menos en juego, y cuando lo hace es en una posición más retrasada de lo que lo hacía antes. En cualquier caso, el periodista descartó motivos psicológicos y estuvo seguro de que es algo pasajero y propio del fútbol, como les sucede a todos los deportistas.

En cuanto a Cesc y el abucheo de cierto sector del Camp Nou, el colaborador estuvo convencido de que con el de Arenys el problema es solo uno: que era del Barça, se fue y para que volviera se tuvo que pagar 40 millones de euros. Eso es algo que el aficionado no olvida ni perdona cuando se encadenan malos partidos, y tampoco ayuda que en su día Txiki dijera que quien se va del Barça no vuelve (mentira, que se lo digan a Piqué) o que Sandro fuera reticente al fichaje y tardara dos años en convencerse de que merecía la pena pagar ese dinero por el centrocampista. De cualquier manera, Batlle recordó que Tito ha sabido sacar lo mejor de Cesc y encajarlo en el sistema de juego actual del equipo y estuvo convencido de que sabrá volverlo a hacer cuando vuelva.

Ya puestos en el partido de esta noche contra el Milan y preguntado al respecto, el contertulio aseguró lo que según información del Sport son los dos temas clave y que más en cuenta se tendrán hoy para revertir la situación vivida en los últimos partidos: la búsqueda del gol y la necesidad de abrir el campo para generar espacios.

Para lo primero se tiene en mente a Villa como punta, tal y como hacía en el Valencia, con un Messi jugando por detrás suyo y aprovechando tanto los desmarques que pueda hacer el asturiano como los huecos que éste le pueda dejar en su pelea con los defensas. En cuanto a lo segundo, parece claro que Alexis jugará por la izquierda y Alves lo hará por la derecha, aunque será una versión mucho más ofensiva la del brasileño. No será un lateral que sube y se incorpora, como es habitual, sino un extremo puro que vivirá en la mitad del campo rival. Piqué, algo escorado a la derecha, tapará su hueco (aunque el brasileño también bajará cuando vea que puede y llega) y Busquets siempre tendrá un ojo puesto en la defensa para ayudar cuando se le necesite. Esa nueva posición de Alves, por lo tanto, significará sentar a Pedro en el banquillo.

Además, los futbolistas tienen la clara orden y el deseo personal de muchos de ellos de disparar a portería si la jugada se ha madurado lo suficiente y no se ha logrado entrar al área. Sencillamente, no quieren que les vuelva a pasar como en Milan y que el alto porcentaje de dominio del balón no se traduzca en peligro para el guardameta rival.

Sobre el planteamiento que pueda hacer el Milan esta noche, Batlle no descartó que en lugar del 4-4-2 típico salgan con un 5-4-1, dejando al egipcio Al Shaarawy como único hombre en punta y sumando un nuevo central, en este caso Flamini, al claro objetivo milanista de defender la renta lograda en San Siro. Un esquema que sería impensable para el Barça pero no para una entidad donde ganar lo justifica todo y donde no existe ningún sello ni estilo propio al que traicionar.

Share.

Leave A Reply