Fiatc superiorRadio marca header

Ante el Milan solo sirve volver a ser el Gran Barça

0

Parece increíble que un equipo como el actual Barça, que lo ha ganado todo y ha sido reconocido por muchos como el mejor de la historia, se encuentre ante un ‘todo o nada’ a estas alturas de la temporada. Pero no le queda otra: ofrecer su mejor versión ante el Milan para remontar el 2-0 del duelo de ida en San Siro y clasificarse para los cuartos de final de la Champions.

Acusan algunos a este Barça de no estar diseñado para las remontadas, y rápidamente surgen sus defensores que recuerdan que solo en contadas ocasiones se ha visto abocado al arrebato y a ‘la heróica’ pues sus números han sido de ensueño.

En cualquier caso, el Barça regresa a una competición en la que se ha encontrado como pez en el agua en los cuatro últimos cursos -cuatros semifinales disputadas y dos títulos conquistados. Y lo hará con un dibujo diferente, un 3-4-3 que ya ha sido el recurso de otras ocasiones.

Era Xavi Hernández el que buscaba un reto en positivo esta semana, recordando que a esta generación le falta una remontada europea, y será el centrocampista vallesano el que comande las operaciones, de regreso al centro del campo tras superar su lesión muscular en el bíceps femoral derecho.

También vuelve Víctor Valdés, sancionado en la Liga; y a partir de ahí, el dibujo se transformará para entregar todo el carril derecho a Dani Alves, que ya frente al Depor mostró que toda la banda vuelve a ser suya.

Puyol, Piqué y Alba son los tres defensores responsables de cerrar atrás, con Busquets, Xavi, Iniesta y Messi conformando el ‘rombo’. En la cúspide estará Leo, como siempre con libertad de movimientos y con la intención de aprovechar los espacios que genere David Villa.

La posición del ‘Guaje’ puede ser una de las claves tácticas. Situado como delantero centro, generará espacios para las apariciones de Messi y un Pedro que debe recuperar toda su electricidad en la cita más importante en lo que va de año.

Con esta disposición táctica, Cesc y Alexis serían los grandes ‘damnificados’ respecto al que hasta ahora se consideraba el ‘once de gala’. El de Arenys no encontraría su hueco en el rombo y esperaría su oportunidad como revulsivo, mientras que el chileno -que se juega una plaza de ataque con Pedro- se quedaría sin sitio en el once al ocupar Alves el extremo derecho.

¿UN MILAN AGAZAPADO?

Por su parte, el Milan llega sin la ya más que sabida ausencia de Mario Balotelli, que no puede participar en la Champions de este año al haberlo hecho antes con el Manchester City.

Más problemática parece para Massimiliano Allegri la baja de Gianpaolo Pazzini, quien podía ocupar la punta del ataque y que cayó lesionado frente al Genoa en el duelo de la Serie A.

No está seguro el concurso de Mexès, que arrastra problemas físicos. En cambio, en ataque todo parece más claro y en principio El Shaarawy, Kevin Prince Boateng y Niang serán los escogidos.

Aun así, no hay que esperar un Milan lanzado al ataque, ni mucho menos. El 2-0 de la ida, y el buen resultado que le dio un entramado táctico que desconectó a Leo Messi, hacen pensar en que el conjunto lombardo volverá a agazaparse atrás.

Montolivo, Ambrosini y Flamini -o en su defecto, Muntari- armarán la medular, mientras que Abate, Zapata y Constant parece tener plaza garantizada en la zaga. Yepes entraría en el equipo si Mexès no llega a tiempo.

La aportación defensiva de Boateng y Niang podría resultar clave, como ya hicieran Pazzini y el propio Boateng en el partido de ida disputado en San Siro cuando, al retrasar su posición en tareas defensivas, el Milan disponía en la medular de una línea de hasta cinco centrocampistas.

 

Fuente: www.sport.es

 

 

Share.

Leave A Reply