Fiatc superiorRadio marca header

Así fichó Hoeness a Pep Guardiola en Nueva York

0

Pocos han vivido de cerca el fichaje de Pep Guardiola por el Bayern Munich. Una de esas personas es Uli Hoeness, presidente del Bayern, quien se ha encargado de explicar los detalles de la operación y las conversaciones en ‘Sports Bild’.

El dirigente alemán desveló que Karl-Heinz Rummenigge acudió a Barcelona durante el pasado otoño y se vio con Pep. Fue el principio del idilio entre el club bávaro y Guardiola. Más tarde, la reunión se llevó a cabo en Nueva York. Concretamente, el 20 de diciembre.

«Pep había pedido poder conocerme. Yo quería que nos viéramos en un local que conozco pero prefirió mandarme una limusina al hotel. Entonces entramos, su hermano Pere y yo, en el edificio de Manhattan en el que vive Pep por el párking subterráneo», apuntó.

Hoeness afirma que llevaba el contrato firmado por Rummenigge consigo y tras tres horas de charla con Guardiola el técnico le pregunto: «¿Firmo ya?». Fue entonces cuando el dirigente alemán, con Central Park de fondo – tal y como relata – le espetó: «¡Qué gran idea!». Y se formalizó el acuerdo en un contrato que «quedó guardado en una caja fuerte durante semanas».

Durante todo ese tiempo de conversación Hoeness desveló que que el propio Pep le dijo que veía desde agosto todos los partidos del Bayern por televisión: «Estaba muy bien informado. Me preguntó por cuestiones referidas a los entrenamientos, a las relaciones con la prensa. Cuando apenas había pasado un minuto supe que era el técnico idóneo para nosotros».

FERGUSON, TESTIGO POR SORPRESA

Durante aquellas semanas también Sir Alex Ferguson estuvo en Nueva York, tal y como publicó la prensa en aquellas fechas. Y precisamente el entrenador del United pudo ser testigo por accidente del secreto mejor guardado del Bayern.

«Estaba en un local en el que tenía que haberme reunido con Pep y de repente el maitre me avisó de que había alguien que deseaba saludarme. Era Sir Alex Ferguson. Me preguntó qué hacía en Nueva York. Le dije que estaba de visita de negocios. Y no era mentira porque después tenía que ir a Chicago con mi hijo por un tema relacionado con la empresa familiar de salchichas», señala.

Y añadió: «Ferguson me explicó que tiene un apartamento en Nueva York, en el que de vez en cuando pasa una temporadita. ¡No quiero ni imaginarme qué hubiera pasado si me llega a ver hablando con Guardiola!».

 

Fuente: www.sport.es

 

Share.

Leave A Reply