Fiatc superiorRadio marca header

Bartomeu contrató a PwC tres días antes de la junta directiva

0

Dos elementos nuevos cambian el relato de los acontecimientos que ocurrieron entre que la cadena SER desvelara la contratación de I3 Ventures (17 de febrero de 2020) hasta que la junta directiva se reuniera en bloque (21 de febrero) para abordar el BarçaGate: tomar la decisión de aceptar la renuncia de Jaume Masferrer de su cargo de director de area de presidencia y  la contratación de Pricewaterhouse. Todo ello antes de la celebración de la Junta directiva. No después.

Según el diario SPORT, fue el propio presidente quien cogió el toro por los cuernos para tomar de forma urgente las primeras decisiones, sin consultar a la totalidad de la junta directiva.

El caso explotó el 17 de febrero cuando la cadena SER descubrió el caso.El mismo día, el club emitió un comunicado y el día siguiente la cadena de radio aportó pruebas. Ese mismo día Bartomeu apareció públicamente para anunciar que rompía el contrato con I3 Ventures y reunirse luego con el vestuario para dar explicaciones a los capitanes. Luego puso cuatro días de por medio en el que no hubo apariciones públicas. El viernes 21 la junta directiva se reunió.

Tres días antes de este encuentro con el resto de equipo directivo, el 18 por la noche, Josep Maria Bartomeu contactó personalmente y contrató a Pricewaterhouse para que llevara a cabo una auditoría. El día siguiente, ejecutivos de la consultoría se persentaron a las oficinas para recibir toda la información y todos los contratos de manos de Oscar Grau y Jaume Masferrer.

De esta manera, se desmiente la noticia de que fue la presión de los directivos quienes provocaron la contratación de PwC. Fue en la misma reunión cuando los directivos se enteraron de que Bartomeu ya había actuado de mutuo propio.

El segundo detalle significativo es que el propio Josep Maria Bartomeu, acompañado de Oscar Grau, se reunió el viernes por la mañana (antes de verse con los directivos)  con Jaume Masferrer. El director de la area de presidencia les propuso apartarse de sus funciones hasta que concluyera la auditoría. El propio Bartomeu aceptó de inmediato este ofrecimiento y así se lo comunicó al resto de los directivos durante la comida que mantuvieron horas después.

Bartomeu entendía que era mejor que Masferrer estuviera fuera del circuito para que PwC actuara con total libertad. Es cierto que Masferrer no era un ejecutivo bien visto entre muchos de los directivos pero fue el propio Bartomeu, y no la presión de la junta, la que acabó con la presencia de Masferrer en el FC Barcelona.

Share.

Leave A Reply