Fiatc superiorRadio marca header

Bartomeu y Laporta, juntos, pero no revueltos

0

presidente-expresidente-coincidieron-por-primera-vez-tras-sentencia-accion-responsabilidad-estuvieron-muy-cerca-pero-miraron-saludaron-1415318873516

El pasado y el presente del Barça se juntaron sin saludarse en la fiesta del 35º aniversario del diario SPORT. Josep Maria Bartomeu y Joan Laporta, presidente y expresidente del club, respectivamente, coincidieron ayer en la Antiga Fàbrica de Estrella Damm, donde SPORT reunió a numerosas personalidades del mundo del barcelonismo y del deporte en general, pero no llegaron a saludarse. Ambos supieron moverse con la habilidad necesaria para no salir en la misma foto ni tener que forzar un saludo no deseado, como quien se encuentra con su expareja cuando menos lo desea.

El caso de la acción de responsabilidad, y el recurso del club contra la sentencia del juez, están demasiado recientes como para que ambos, cabezas visibles de uno y otro bando, quisieran protagonizar una imagen que se habría convertido de manera automática en un sinónimo de paz social en Can Barça.

Todo empezó poco antes de las ocho de la tarde, cuando la amplia comitiva del Barça llegó a la fiesta organizada por SPORT. Al frente, Bartomeu, acompañado del vicepresidente Jordi Mestre, el director deportivo Andoni Zubizarreta y su adjunto, Carles Puyol, además del presidente de Associació Barça Jugadors, Ramon Alfonseda.

Todos los focos se fueron a por la delegación blaugrana, aunque poco después, Joan Laporta irrumpió en la fiesta con la fuerza de un tornado: no porque estuviese acompañado de de una comitiva demasiado amplia (de hecho, solo le acompañaba su asesor, Jordi Finestres), sino porque su carisma y porte sigue atrayendo las cámaras como cuando era presidente del club.

Bartomeu y Laporta se rozaron en el pasillo de entrada, mientras el presidente atendía a la cámara de SPORT.es: fue entonces cuando Joan Laporta se metió en el plano de la cámara para cruzar justo por detrás del presidente; un momento fugaz, que bien pudo acabar en un saludo entre ambos, pero que quedó simplemente en una frágil declaración de intenciones. No hubo manera de que coincidieran, y eso que solo una fila les separaba, una vez iniciada la gala de celebración de los 35 años de SPORT: Bartomeu en segunda fila, Laporta en la tercera. Un simple gesto habría sido suficiente para escenificar un gesto, pero ni uno ni otro pusieron demasiado de su parte.

Sí que lo hizo el presentador de la gala, el periodista Bernat Soler, que no dudó a la hora de pedirle a Bartomeu un acercamiento a Laporta cuando el presidente subió al estrado. “Presidente, veo a muchas cámaras y fotógrafos pendientes de captar esa imagen, la de su saludo al expresidente Laporta, ¿será posible verla más tarde?”, le preguntó. Y Bartomeu, siempre educado, un ejemplo de diplomacia, tendió la mano. “Claro, y tanto que sí; no hay ningún problema”, respondió el presidente. Bartomeu también aseguró que el barcelonismo no vive ni mucho menos un clima preelectoral. “Ahora toca preocuparnos del equipo y hablar de la actualidad deportiva, la campaña electoral llegará a su debido tiempo”.

Ocurrió que Joan Laporta se fue poco antes de que concluyese la gala. El expresidente salió a la carrera, apresurado y sin realizar declaraciones a la prensa que le buscaba para saber, entre otras cosas, si ya ha tomado la decisión de presentarse a las elecciones de 2016. Pero la fotografía de la reconciliación fue sencillamente imposible.

“No nos hemos visto porque había mucha gente y Laporta se fue pronto, creo que debido a una entrevista que tenía pactada”, comentó Bartomeu poco después, entrevistado en los micrófonos de Catalunya Ràdio. “No tendría problema en saludarlo”, insistió, “dos no pelean si uno no quiere”.

____

Fuente: www.sport.es

Share.

Leave A Reply