Fiatc superiorRadio marca header

Bartomeu y sus directivos podrían dimitir después de la junta

0

Media hora antes de que Pere Aragonés, presidente en funciones de la Generalitat de Catalunya, y Meritxell Budó, Consellera de Presidencia y Portavoz de la Generalitat, pidieran al Gobierno de España el pasado viernes por la tarde que decretara el Estado de Alarma y a los catalanes “que se queden en casa”, el CEO del FC Barcelona, Óscar Grau, recibió una carta.

Era una misiva firmada por Gerard Figueras, Secretari de l’Esport i de l’Activitat Física de la Generalitat, en nombre de la Consellera Budó, en la que se afirmaba que la Generalitat no veía “ningún impedimento legal ni sanitario” para que el referéndum del Voto de Censura se celebrara los días 1 y 2 de noviembre.

Los máximos responsables del club azulgrana reaccionaron con estupefacción a esa carta, más todavía cuando ayer domingo la propia Generalitat, ante la gravedad de la situación sanitaria (toque de queda nocturno y Estado de Alarma), se estaba planteando, incluso, retrasar las elecciones al Parlament de Catalunya previstas para el 14 de febrero.

Durante el día de hoy, el FC Barcelona volvió a enviar una carta a Gerard Figueras para que la Generalitat, ante el Estado de Alarma decretado, se replanteara su idea de autorizar el reférendum los días 1 y 2 de noviembre. El club pone el dedo en la llega al preguntar cómo es posible que la Generalitat pida por un lado que los ciudadanos de Catalunya se queden en casa y por otro permita y avale que los socios del FC Barcelona puedan ir a votar cuando, además, el 60% de los mismos viven en la periferia del Camp Nou y hay un elevado número de socios mayores de 60 años. Es decir, los más vulnerables. Hay que tener en cuenta que durante la pandemia, desde el pasado mes de marzo, han fallecido alrededor de 800 socios del club debido al COVID-19.

Si la Generalitat de Catalunya se mantiene en su idea de aprobar el referéndum para los días 1 y 2, Josep Maria Bartomeu está dispuesto a proponer a sus directivos presentar, en el transcurso de la junta directiva de este lunes, la dimisión de todos. El FC Barcelona quiere dejar muy claro que desea que se celebre el referéndum, porque es un derecho que tienen los socios, pero que debe hacerse cuando no exista riesgo para la salud de los mismos: “No seremos complices de este sinsentido. Es más importante la vida de las personas, porque para votar siempre habrá tiempo”, afirmaba ayer a SPORT una fuente del club.

Share.

Leave A Reply