Fiatc superiorRadio marca header

Cesc fue la tumba de Villa y Alexis

0

El periodista del diario Marca Tomás Guasch abrió su turno de palabra en la tertulia de ayer haciendo referencia al récord de goles de Messi. Al respecto, aseguró cifra no la habría llegado a hacer en la época de Julio Alberto. Sin quitarle ningún mérito al argentino (“quien lo haga no sabe nada”), sí aseguró que no sólo cuenta con un equipo también irrepetible a sus espaldas sino que además el fútbol de ahora no tiene nada que ver con el de antaño, donde si eras más virtuoso que la mayoría te bajaban los humos a base de patadas y donde muchas de esas entradas ni se sancionaban, pues no había ni la calidad ni el nivel de técnica ni la apuesta por la defensa del fútbol bonito (básicamente porque no existía) que hay ahora.

Sobre el astro argentino, Guasch quiso destacar que además de único sobre el césped también lo es en su cabeza. Y es que otro jugador tan aclamado y con tanta gente a sus pies hubiera perdido la cabeza hace tiempo, mientras que Leo podrá pecar de lo que sea pero seguramente no de esto. Una cabeza que también se demuestra en cómo afronta la expectativa que él mismo genera, pues va de récord en récord sin buscarlo sino haciendo su juego y el del equipo y no escuchando los cantos de sirena ni quienes seguramente ya están recordándole el próximo récord a superar.

En el debate sobre Villa y Alexis, Tomás aseguró que quien ha cavado la tumba de estos dos jugadores no ha sido otro que Cesc. Por su posición, el de Arenys se lo puso complicado a Torres en la Selección (¿falso nueve o nueve puro?) y ahora a estos dos, pues su tardío pero merecido triunfo en el centro del campo ha propiciado el desplazamiento de Iniesta al extremo y, de rebote, que el asturiano y el chileno se hayan quedado fuera del once ideal.

Viendo el debate generado en Punto Pelota acerca de Villa y su suplencia en el FC Barcelona, Guasch pidió que los periodistas no se crean ser tanto ni piensen que son lo que no son, pues en las decisiones de Tito o Mourinho seguramente lo último que influye sean los inputs que les llegan sobre lo que opina y debate la prensa. La realidad de Villa y su suplencia no es otra que Cesc, el sistema de juego único del Barça (que ya demostró su intolerancia a un delantero de la magnitud de Ibrahimovic) y el hecho de que sus compañeros sean a la vez rivales, pues todos son auténticas figuras.

Sobre las quejas de algunos jugadores blancos acerca de la labor arbitral, Tomás defendió que algunos tienen motivo para ello porque esta temporada no están siendo favorecidos y sí perjudicados pero también pidió que por vergüenza torera y por historia, nadie de Barça ni Madrid hablen nunca de los árbitros y menos se quejen de sus decisiones, pues los ejemplos de beneficios frente a equipos más pequeños daría para un especial 24 horas.

 

Share.

Leave A Reply