Fiatc superiorRadio marca header

El Barça arrasa en el Camp Nou

0

El Camp Nou es el talismán del FC Barcelona y Ernesto Valverde está viviendo un momento muy dulce. Después de que el Barça no dejara títere con cabeza en la vuelta de octavos de final de Copa,los seguidores aclamaron al ‘Txingurri’. La verdad es que lo merece: entre otras cosas, ha sido capaz de convertir una sustitución de Leo Messi en un hecho no traumático. Ocurrió ante elCelta, en el minuto 58, después de que en la primera media hora una brillantez y solvencia en el juego resolviese la eliminatoria y dejara rota una zaga celtiña, que antes del descanso se llevó cuatro como, en un primer tiempo estratosférico, pudo llevarse cinco o seis. El quinto lo puso Rakitic, decabeza, tras córner lanzado por Dembélé, precisamente el sustituto de Leo.

El Celta quedó reducida en cenizas y no fue ni por asomo el que empató en la ida ni en Liga, ni Iago Aspas el prodigio goleador que tanto daño hizo en su anterior visita. Y todo por una solvencia y eficacia azulgrana, que salió con todo. Valverde cambió piezas, pero en el segundo tiempo, cuando el equipo ya tenía plaza en el sorteo de cuartos. Las supuestas dudas sobre cómo se iba a tomar Valverde el exigente mes de enero copero quedaron aclarados de entrada. Y no sólo por el once, sino por la garra con la que el conjunto azulgrana sentenció la eliminatoria.

Salvo Mascherano y André Gomes, que actuó por la derecha del ataque con la voluntad de emplear un 4-4-2 a la hora de defender, puede decirse que el once inicial fue el once estrella. Y se vio reflejado en el marcador final. En la primera parte el Barça fue soberbio en su conjunto, pero el tándem Messi-Jordi Alba fue un quebradero de cabeza para la defensa viguesa. Dos tantos del argentino en combinación con el de L’Hospitalet dejaban el partido resuelto antes del cuarto de hora. Y poco después Leo devolvía al lateral una de las dos asistencias. El cuarto fue de Suárezaprovechando un mal pase de Pione Sisto hacia atrás.

El Barça imprimió un ritmo muy alto al partido dejando KO al Celta . Los azulgrana presionaban rápidamente tras pérdida y desplegaron mucha intensidad y un uso muy eficaz de los espacios que generaba el conjunto de Unzué. Con buena circulación de balón y un Messi muy despierto, el Barça machacó al rival.

Previamente a la primera diana, Leo ya había avisado con dos disparos que el meta había detenido con dificultades y un remate de Iniesta después de un gran pase con Messi había salido alto. Finalmente, en pleno acoso del Barça, que prácticamente tenía encerrado al Celta en su área tras superar sus líneas de presión, Messi marcó de primeras el gol tras un centro de Alba, que convirtió la banda izquierda en una autopista. Y por el mismo lugar anotó el segundo, esta vez tras una pared entre ambos después de una de las clásicas diagonales del argentino con el mismo final: asistencia deAlba y gol de Messi.

El argentino, fue el mejor en el Camp Nou, dirigió a su equipo para desarticular totalmente a un Celta que había capitulado en menos de veinte minutos. Su asistencia en el tercer gol, de treinta y cinco metros, para la subida de Alba, fue de una precisión absoluta y el lateral marcó de primeras para batir a un portero mal colocado. Ya en pleno descontrol celtiña, un mal pase atrás de Pione Sisto fue recuperado para marcar por Luis Suárez, que antes había rematado a gol dos jugadas invalidadas por fuera de juego, una de ellas de forma injusta.

Y, con todo visto para sentencia, el segundo tiempo fue para descargar peso al equipo.Dembélé, que entró por Messi, comenzó a hacer las delicias del Camp Nou con espacios por delante y volvió a tener minutos el joven Arnaiz. Rakitic marcó con la testa un córner botado por Dembélé para lograr el 5-0.

Share.

Leave A Reply