Fiatc superiorRadio marca header

El Barça no suelta el pie del acelerador

0

El Barça se empleó a fondo para garantizar una nueva victoria en la Liga frente al Levante y continuar siendo el líder indiscutible. Dos tantos de Messi y Suárez en el primer tiempo decidieron, pero la intención del Levante fue constante, con intensidad y garra frente a los de Valverde en busca de contragolpes que, sin embargo, no acabaron en buen puerto. Paulinho acabó de cerrar el choque, tras jugadón de leo, en el descuento. Valverde planteó cambios,Dembélé reapareció en el Camp Nou y Mascherano entró en el once por Piqué.

El triunfo barcelonista fue muy trabajado, con más empeño que brillantez frente a un firme Levante que buscó sus opciones, presionó con fuerza y sin hacer una sola concesión. El conjunto de Valverde tuvo que aguantar la tensión hasta que, más allá del minuto 90, Paulinho marcó el tercero. De hecho, el encuentro, aunque no llegó a peligrar para el Barça, nunca llegó a estar sentenciado, ya que en el segundo tiempo el conjunto levantino tuvo bajo control y mejoró el juego local.

Volvió al once titular Dembélé, prudente sin ritmo. Valverde lo situó de entrada como extremo derecho en un dibujo que recuperaba la ‘asimetría’ del principio de temporada, al quedar la banda izquierda totalmente abierta para las subidas de Jordi Alba. El lateral acabó siendo una baza atacante decisiva, mientras que Dembélé exhibió una gran faltra de ritmo pese a que cambió varias veces de banda y acabó buscando el interior para las subidas de Sergi Roberto. Dembélé no desbordó, perdió balones y acabó siendo sustituido por Semedo, pasando Sergi Roberto al extremo.

Encender la maquinaria no fue tarea fácil ante un Levante que presionó arriba y un par de contras con peligro después de pérdidas en la zona de creación, algo dubitativas, del Barça, con Rakitic como medio centro por el sancionado Busquets e Iniesta yPaulinho, mucho más eficaz como mediapunta, en los interiores. No hubo que recurrir a la carta Ter Stegen hasta el segundo tiempo, especialmente gracias a un gran Mascherano con ganas de apurar su etapa barcelonista a lo grande.

El argentino frustró varias llegadas de Boateng, destinatario de las contras levantinistas, generadas por Ivi, Doukuré o por un Lerma pasado de vueltas que en cada balón dividido arrasaba con todo pese a jugar con una amarilla desde su primera entrada, durísima, a Messi.

Antes de que la cosa se complicase, el crack argentino culminó una larga posesión con un pase al hueco a Jordi Alba, que no esperó a que el balón llegase al suelo y devolvió a Leo de primeras con la cabeza. La volea implacable de Messi rebotó en el palo antes de entrar en la meta de Oier.

El meta irundarra, durante varias temporadas tercer portero azulgrana, evitó por dos ocasiones el segundo tanto azulgrana, una a disparo seco deSuárez desde muy cerca tras recortar a su marcador y otra tras una conducción por el centro de Dembélé, cuyo chut fue repelido por el meta. Pero no pudo con un empalme demoledor de Luis Suárez al rematar un centro de Sergi Roberto por la derecha tras una gran apertura deMascherano.

Ter Stegen entró en acció en el segundo tiempo y frustró una reacción del Levante que habría sido muy peligrosa para el Barça. Rechazó primero un remate lejano de Ivi y, más adelante, tapó un remate del lateral tras gran jugada de Jason. Hasta el descuento, con el 3-0, obra de Pauñimho tras gran jugada de Messi, no hubo tranquilidad plena en el Camp Nou.

Share.

Leave A Reply