Fiatc superiorRadio marca header

El Barça, sin Messi ni Busquets, pero con Boateng

0

Otra vez el Sevilla. Por tercera vez desde que arrancó la temporada, el Barça se las verá hoy con el equipo de Pablo Machín. En agosto le ganó el título de la Supercopa de España (2-1) y en octubre, en la Liga, le goleó en en el Camp Nou (4-2). Uno de aquellos tantos se lo endosó Messi, quien sorprendentemente se cayó de la lista para esta ida de los cuartos de Copa. En el club insistieron en que es una decisión técnica, para darle descanso de nuevo en un mes de enero muy cargado, aunque no hay precedentes semejantes en los últimos diez años. Valverde quiere garantizarse el pase con el recién llegado Boateng, que sí apareció en la convocatoria y ya tiene el ‘transfer’. Busquets se ha ahorrado también el viaje.

Nada hacía pensar que Leo se iba quedar en casa. El ‘Txingurri’ le dejó de suplente ante el Leganés, como a Rakitic, mientras que a Lenglet le puso en la grada. Estos dos sí están. Parecía que la envergadura de la eliminatoria relegaba al Leganés a un segundo plano. Con Dembélélesionado, Messi es imprescindible. El verdugo habitual de los andaluces se suponía que era una apuesta segura. Así pensaban todos…, todos menos Valverde.

Barça y Sevilla jugarán igual sin Leo. Los dos equipos se conocen muy bien. De los trece enfrentamientos coperos, incluidas las finales ganadas por los azulgranas en 2016 y 2018, los azulgrana han pasado en diez. La última final de Copa acabó en ‘manita’. Campeones de las últimas cuatro ediciones, intratable en una competición que ha hecho suya, el Barça va un paso por delante este año. Los andaluces, los últimos subcampeones, atraviesan su peor momento, alejados en la Liga a 13 puntos, con dudas jugando en casa y atenazados por un juego irregular. Y aún así, a doble partido, resultan muy poderosos.

Estará Boateng, que viaja con un entrenamiento en sus botas, muy poco para ser titular, y Luis Suárez, que es un fijo. Y también un Coutinhonecesitado de una urgente reacción personal. No acaba de encajar en el engranaje culé y su desazón es evidente. Lucha contra sí mismo pero. Malcom, Denis o el ghanés podría completar el tridente.

Machín anda preocupado por el bajón sevillista tras tres derrotas seguidas (dos en Liga y una intrascendente en Copa) y por las lesiones. Munir y Gnagnon se han unido a Nolito y a Gonalons. El técnico introducirá cambios porque su equipo anda desgastado físicamente. Entró en competición muy pronto, en julio.

Share.

Leave A Reply