Fiatc superiorRadio marca header

El Barça vencia al Levante (3-0) y se clasificaba para los cuartos

0

Sin jugadores del B, con Messi de falso 9 y mayoría de titulares (Dembélé, Coutinho, Rakitic o Alba, por ejemplo), el Barça ha superado con comodidad a un bienintencionado Levante (3-0), en un partido que ha resuelto en menos de una hora y jugado bajo la amenaza del recurso que quieren presentar mañana los granota por la presunta alineación indebida de Chumi en la ida.

Ya anunció Paco López en la previa que su equipo contemplaba tener que replegarse más de lo que le gusta, pero que intentaría mantenerse fiel a su libreto. Y los granota han iniciado el partido presionando la salida de la pelota de los de Valverde. Cillessen se veía obligado a realizar sus característicos envíos largos buscando los arranques de Dembélé y, de vez en cuando, si recuperaba en zonas sensibles, el Barça miraba de combinar con verticalidad y celeridad, como en una acción de Messi que ha habilitado Coutinho (5′). La posesión era azulgrana (87% en el primer cuarto temprano), pero mientras el Levante ejecutara bien la presión y el repliegue, pocas opciones podía fabricar el cuadro local más allá de acciones a pelota parada como un prometedor chut de falta de Messi muy desviado por el portero Aitor Fernández (14′) o un slalom de Coutinho que ha obligado la parroquia del gol sur a agachar los jefes (15′). Al Barça le costaba interpretar que, ante una defensa contraria con cinco integrantes y, globalmente, un bloque que oscurecía bien los espacios, tenía que ser paciente y utilizar las bandas.
Y, a pesar de la necesidad del gol, los locales se mostraban ineficaces ante portería. El Barça no sabía aprovechar los escasos escapes de la instalación defensiva visitante, algunas importantes, como dejar solo Messi dentro de su área; el remate cruzado del argentino lo ha conseguido frotar Aitor (24′). Y, desequilibrio mesiánico a banda, tampoco se sacaba partido de las características penetraciones de Arturo Vidal: el chileno ha efectuado un golpe de jefa excesivamente reverencial a centrada de Messi (25′) y, después del bot, la pelota ha marchado por encima del larguero.

Finalmente, ni que fuera por terquedad, el gol culé ha acabado llegando, pero en una acción que ha sintetizado el escenario de la primera media hora: Messi ha recuperado una pelota después de un espantoso control de Ropero Pier y ha dejado Dembélé solo ante el portero. El control del francés, que retardaba la jugada, presagiaba un mal final, pero en un intento deslizante para alejar la esférica, Erick Cabacolo ha hecho rebotar a la tibia del azulgrana. Aitor no ha sabido como reaccionar y la eliminatoria pasaba a ser local (29′). Menos estético ha estado, encara, el segundo gol en su definición: el pase de Messi por la carrera del mosquito ha vuelto a ser, como locutavenlos clásicos, precisa y preciosa, pero Aitor no se esperaba que Dembélé hiciera cerillas y, descolocado, ha acabado desviando la pelota al fondo de su portería (31′). Dos goles en tres minutos que han derrocado la resistencia visitando y han regalado al Barça la oportunidad de liquidar el partido antes del descanso. Pero Messi (37′) y Dembélé (41′) han desaprovechado sendos enfrentamientos con Aitor, un rematándole al cuerpo y el otro intentando superarlo por alto sin éxito, y después de otra ocasión en forma de remate próximo de Coutinho desviada por Aitor (43′), el Barça ha tenido que decir bien del observado Murillo. En una acción incierta dentro del área, después de una falta lateral picada por el quirúrgico Enis Bardhi, el colombiano ha espetado una necesaria patada a la pelota cuando uno mandado de piernas verdes amenazaba de introducirla en la barraca de Cillessen.

Lo VAR también retrasaba la expedición de la sentencia, al revelar un fuera de juego de Coutinho (51′) después de un remate del brasileño al fondo de la red visitando. Pero lo Barça había empezado la reanudación sabedor de la bondad de resolver el enfrentamiento con margen. Y, como en tantas ocasiones, ha acabado pensando Messi (53′), con un plástico remate picado, con su inigualable pie izquierdo, ante la salida de Aitor: remarcable, eso sí, la combinación entre Dembélé y Semedo, a la banda derecha, imprescindible para el feliz desenlace. Así, y a pesar de volverlo a intentar unos minutos después desde dentro del área, Coutinho ha abandonado el campo como el único de los delanteros titulares peleado hoy con el gol. Valverde, en un gesto debatible vista la carga de minutos del uruguayo, ha permitido Luis Suárez disputar media hora larga de partido en el lugar del brasileño. El uruguayo ha disfrutado de ocasiones para ampliar la diferencia, como un intento de vaselina desde dentro del área (75′); pero el Levante ha reprochado que un interesante lanzamiento de falta de Enis Bardhi (81′) haya ido a parar a los puños de Lenglet, integrando de la barrera, ante la inacción de Sánchez Martínez y de los operadores del VAR. Con todo, el balance del que ha sucedido sobre el césped era suficiente elocuente, aunque Boateng haya enviado un remate a la madera después de una buena centrada de Doukouré (91′). Si los valencianos son al sorteo de cuartos, será porque se ha decidido en un despacho madrileño.

Share.

Leave A Reply