Fiatc superiorRadio marca header

El campeón del grupo se decide en el Santiago Bernabéu

0

Real Madrid y Dortmund se juegan hoy el primer puesto del Grupo D y el cruce, en teoría más amable, que afrontará el equipo campeón en octavos de final (primeros juegan contra segundos, siempre y cuando no sean del mismo país). Aunque habrá que insistir en el aspecto teórico de la suposición. De finalizar hoy la fase de grupos, Bayern, Chelsea, PSG, Arsenal y Milán se clasificarían en segunda posición, la misma que ocupa el Madrid ahora. En ese caso, Barça y United, alumnos aplicados, tendrían muchas opciones de medirse a las primeras de cambio con algunos de los gallos de la competición (permitan que incluya al viejo Milán en el lote).

La especulación nos señala la relación directa entre el encuentro de hoy y los octavos. Esa es la primera novedad del partido: a primeros de noviembre nos hallamos ante el primer salto sin red. Si el Madrid no gana quedará a expensas de los improbables errores del Borussia (City en casa y Ajax fuera). Suerte que Mancini entrena al Manchester City y ya se ha encargado de reducir sus opciones al mínimo; después de sumar un solo punto en tres partidos, necesita ganarlo todo y esperar.

El siguiente apunte tiene que ver con la peligrosidad del Borussia Dortmund, un equipo diseñado para correr y contragolpear. Así lo demostró hace quince días en el Westfalenstadion, donde propuso intercambio de golpes y salió vivo, hecho asombroso. Hoy debería sufrir más, pero a cambio se le abrirá un hermoso tapiz verde para hacer series de sprints.

A once puntos del Bayern en la Bundesliga (viene de empatar a cero contra el Stuttgart), al Borussia, orgulloso campeón alemán, no le resta más gloria que la que reparte la Champions, en general, y el Bernabéu, en particular.

Kehl, uno de los mejores en Dortmund, jugará con una máscara protectora después de haber sufrido una rotura del tabique nasal el pasado sábado. Gündogan, deslumbrante suplente en la ida (jugó 23 minutos), ocupará lugar en el once. Más filo para el juego de cuchillos reflectantes.

En el Madrid, los achaques reducen el abanico de posibilidades. Benzema es baja por problemas musculares y Essien no se entrenó ayer con el mismo motivo. Si hoy resulta descartado, Modric es el primer candidato para acompañar a Xabi Alonso en el pivote, tal y como hizo en Dortmund durante 70 minutos. No hace falta tener superpoderes para adivinar que Mourinho prefiere que Essien se recupere.

Cambios. Varane será titular, según descubrió el técnico, lo que devuelve a Albiol al banquillo. Arbeloa será quien lidie esta vez con el profundísimo flanco derecho del Borussia. Y no se esperan sorpresas en la línea más adelantada: Özil, Cristiano, Di María e Higuaín. El crack portugués tendrá esta noche una magnífica ocasión para votarse a sí mismo para el Balón de Oro.

La estadística sopla a favor del Madrid. El equipo de Mourinho busca su octava victoria seguida en casa (27 goles) y el Dortmund no ha ganado un partido de Champions fuera de su estadio desde que venció al Milán en 2003. Los madridistas suman ocho goles y 38 disparos entre palos, más que nadie en la fase de grupos.

Sin embargo, los alemanes, ya se sabe, son especiales al contacto con el Madrid. Más altos, más rubios y tan feroces como su canciller.

Fuente: as.com

 

Share.

Leave A Reply