Fiatc superiorRadio marca header

El empujón que hizo que Messi no decayera

0

La fiscalía ha confirmado,  imputar a Cristiano Ronaldopor evasión fiscal de 14,7 millones de euros y el jugador ha tomado la determinación, parece que irrevocable, de abandonar España. Se siente desamparado por el país al que ha dado tanto. Hace un año, la situación conMessi fue bastante similar y se consiguió dar la vuelta por los pelos. El 7 de julio, la Audiencia Provincial de Barcelona dictó sentencia contra Leo Messi y su padre. Tras la condena de 21 meses de prisión a cada uno, Leo tomó la determinación de no jugar más en la Liga. Así de contundente. La familia entendía que la sentencia era injustificable y que ellos pagaban, en realidad, estar en un conflicto político Catalunya y España cuando su bandera era la del Barça. En ese momento se armó un auténtico problema. Poco después Messi trató de dar un vuelco a su vida y entre una de sus decisiones fue teñirse de rubio. Así lo explicó en la televisión argentina.

Los sucesos fueron en cadena. Primero de todo, Argentina vuelve a perder la Copa América en manos de Chile en la tanda de penaltis y Leo falla el penalti decisivo que atrapa Bravo. Un tropiezo inesperado a finales de junio que dejó muy tocado a Messi.”Se terminó la selección, no es para mí”. Diez días más tarde, llega la sentencia judicial, mucho más contundente de lo esperado y el crack argentino no aguanta más y le comunica a Bartomeu que quiere abandonar el Barça tras esta incómoda e injustificable acusación. Después de unas reuniones con el máximo dirigente azulgrana para tratar de convencerle, Messi sigue obcecado que lo traspasen al City. El club se niega a hacer tal locura y en el caso de que accediera se debería remitir a la cláusula de 250 millones de euros, factor que ni el jugador ni el Manchester City aceptaba.

A mitad de julio Josep Maria Bartomeu y Jordi Mestre, vicepresidente deportivo, cogieron un avión y su fueron a Estados Unidos, en viaje express, a hablar con Jorge Messi que se alojaba en un hotel en Miami Beach junto a parte de la familia. Aunque se insistió y se buscó llegar a un acuerdo que le convenciese  volvieron sin noticias tranquilizadoras. Al día siguiente,  Luis Enrique iniciaba la pretemporada con pocos efectivos en Sant Joan Despí. Bartomeu fue a encontrar el entrenador a pie de campo y le contó la que se venía encima.Messi solicitaba marcharse, harto de la sentencia injusta y del trato de los medios en televisión.

Los factores que dieron un giro a la situación fueron : Bartomeu y Mestre hicieron lo que debían para seducir al jugador y al padre después de sentarse a hablar en largas conversaciones y su amigo Luis Suárez le convenció que debía seguir hacia adelante y lo sacó a cenar un par de días y le motivó para que volviera a tocar balón. Messi volvió de sus vacaciones antes de lo esperado y se fue a finales de julio a Saint George’s Park para hacer la pretemporada con el Barça, este fue el síntoma definitivo que seguiría vistiendo de azulgrana.

En estos momentos Messi sigue aguardando para oficializar su renovación con el Barça que lo vincularía hasta al menos 2021.

Share.

Leave A Reply