Fiatc superiorRadio marca header

El Espanyol apuesta por gente de casa

0

El Espanyol cerró ayer el círculo de la parcela deportiva al designar a Óscar Perarnau como nuevo director deportivo en sustitución de Ramón Planes, con quien trabajó estrechamente. Esta tarde será presentado, de la mano del presidente de la entidad Joan Collet, en la sala de conferencias del estadio de Cornellà-El Prat. Su nuevo compromiso abarca hasta junio de 2015. Perarnau, otro hombre de la casa, se une al proyecto netamente perico que encabeza el consejero responsable de la parcela deportiva, Iñaki Pérez, bajo cuyas órdenes hace ya semanas que trabajan Jordi Lardín y Ángel Morales, ambos responsables en sus respectivas áreas, de la cantera del Espanyol que tan bien conoce Óscar Perarnau, ahora al frente de la estructura del fútbol profesional.

«El club ha considerado que Perarnau era el técnico más adecuado para asumir la máxima responsabilidad en el Área Deportiva, fruto de su valía profesional, experiencia técnica en el fútbol de élite y en el formativo, y su trayectoria en el propio RCD Espanyol», rezaba ayer el comunicado que emitió el club perico para anunciar el ascenso de Óscar Perarnau.

Recien cumplidos sus 38 años, el ahora director deportivo blanquiazul llegó a la entidad en la temporada 1997-1998. Y en el Espanyol ha dirigido a diversos equipos del fútbol base (Alevín B, Infantil B, Infantil A, Juvenil B, Juvenil A, Espanyol B) con los que logrado numerosos éxitos. Perarnau es un hombre de club. Pasa el día en las instalaciones de Sant Adrià, de los campos al despacho. Incluso llegó a tener una breve experiencia como segundo entrenador del primer equipo, a las órdenes de Bartolomé ‘Tintín’ Márquez. Tras el cese de Ferrán Manresa como responsable del fútbol base, le ofertaron el cargo.

A por refuerzos

La tarea que le espera a Perarnau (de hecho será activar las opciones que la secretaría técnica ya manejaba con Ramón Planes) a partir de hoy será encontrar los refuerzos para el primer equipo que requiera el nuevo técnico, Javier Aguirre, de cara al próximo mercado invernal. El Espanyol precisa de un delantero (ayer ya le ofrecieron a uno argentino), un mediapunta polivalente, que puede llegar del fútbol español y al menos un defensa derecho.

El problema, obviamente, es que los horrendos números en los que se maneja el club perico, obligarán a Perarnau a hacer maravillas. Entre lo que pudiera ahorrar en salidas de algún jugador (Galán y Mattioni, por ejemplo), y la llegada de refuerzos en forma de cesiones o coste cero, será su margen de maniobra.

 

Fuente: www.mundodeportivo.com

Share.

Leave A Reply