Fiatc superiorRadio marca header

El Espanyol empató en un final de locos

0

Los de Javier Aguirre se quedaron con las ganas de alcanzar los 42 puntos que, a priori, pueden dar la permanencia matemática, reto que deberá esperar una jornada más.

El Valencia puso la calidad: remontó las dianas de los blanquiazules después de verse con un 1-0 y un 2-1 en contra. Pero su empuje no bastó para derrocar la fuerza anímica de los futbolistas de Javier Aguirre.

El meta valencianista Guaita tuvo más trabajo que Kiko Casilla bajo los palos en la primera mitad. Stuani le avisó al cuarto de hora. Y, a la media, Sergio García probó suerte con sendos chuts que salieron desviados.

También se apuntó Capdevila, con un zurdazo que Guaita logró desviar. Los ‘pericos’ querían el gol. Al Valencia, por su parte, le costaba pasar de medio campo.

Los de Valverde, que tuvieron que cambiar aRicardo Costa, lesionado, por el ex blanquiazulVíctor Ruiz, pagaron pronto la poca fluidez arriba. Wakaso, con un acrobático cabezazo, puso el 1-0 en el marcador en el minuto 45 tras aprovechar un gran centro de Sergio García. El ghanés agradeció así su regreso a la titularidad (1-0, 45′).

El Valencia no perdió la compostura en la reanudación. De hecho, sólo tardó ocho minutos en empatar. Canales definió con elegancia, por debajo de las piernas de Casilla, tras escaparse por el centro de la defensa. Banega aprovechó un rechace en corto de la defensa y habilitó con precisión al cántabro (1-1, 53′).

Ninguno de los dos equipos se conformaba con el empate, lo que se tradujo en más fútbol y espectáculo en Cornellà. Era un buen hábitat para el Valencia, más afinado, y para Soldado, que estrelló el balón al palo en el minuto 60.

El Espanyol intentó la réplica en la siguiente jugada con una escapada de Stuani, al que frenó Albelda dentro del área. El árbitro no señaló nada.

El choque se decantó para el Espanyol en el minuto 82. Una jugada vertiginosa entre Wakaso, que inició la carrera desde la banda izquierda, Sergio García y Verdú, con un disparo forzado, supuso el 2-1 y la euforia local.

En el tramo final, el Valencia pudo empatar con un uno contra uno de Soldado ante Casilla. El portero se estiró y adivinó las intenciones del delantero. Pero Jonas sí batió al meta. En el 87, logró el 2-2 gracias a un desajuste defensivo del Espanyol. La calidad de los de Valverde se impuso a la fuerza.

Faltaba la penúltima, en el descuento. Con una asistencia de Banega, como en el segundo tanto,Soldado cruzó el balón. Era el 2-3. Pero, lo que debía ser un mazazo para el Espanyol, sólo alimentó sus ganas de remontar. Quería un milagro, como lo que ha hecho Javier Aguirre desde que cogió al equipo en diciembre. Y lo consiguió gracias a Sergio García en la última jugada del partido (3-3, 93′).

 

Fuente: www.sport.es

 

Share.

Leave A Reply