Fiatc superiorRadio marca header

El futuro del fútbol modesto, una crisis con futuro incierto

0

En estas fechas de confinamiento, una de las ventajas que tenemos es el poder tirar de hemeroteca cinematográfica y ver grandes clásicos españoles de otras épocas. Y es en una de esas tardes en las que uno disfruta con ese gran director que fue Berlanga y una de sus grandes películas, Bienvenido Mr. Marshall.

Y a ese deseado Mr. Marshall es al que esperan la gran mayoría de clubes del fútbol modesto, ya sea con el nombre de Marshall, Al-Sheikh, Al-Tani o Gil. No obstante, como pasó en 1953, la mayoría de las veces nuestro querido Marshall pasa de largo para los más modestos.

Los equipos de LaLiga Santander y LaLiga Smartbank, sobrevivirán y recibirán los ingresos de televisión, dado que la competición volverá para terminar la temporada, que nadie tenga duda de eso.

Pero los equipos de las categorías regionales, a los que se les ha cerrado cualquier posible ingreso hasta la temporada próxima, lo tendrán difícil para avanzar.

Un equipo de 2ª B asentado en media tabla tiene un presupuesto de ingresos entre 1 millón y 1,5 millones, mientras que en 1ª catalana estaríamos hablando de una franja entre 100.000 y 300.000 euros. Los gastos siguen estando, y los ingresos se estancan sin partidos, rifas y otras acciones que les permiten sobrevivir, sobretodo en las categorías dependientes de federaciones regionales, en las que no hay las ayudas que la Federación garantiza en 2ªB y 3ª división.

Y si giramos la vista al fútbol femenino, es entendible la razón por la que la mayoría de los clubes han pedido a la Federación que no se les incluya en la propuesta de dar las competiciones por finalizadas. Hace dos meses se vislumbraba un gran futuro para el fútbol femenino, con ingresos por derechos de televisión, repartidos en forma de ayudas de la Federación (500.000 euros por equipo de la Primera Iberdrola y 100.000 para cada uno de la categoría Reto Iberdrola), que de no acabarse la temporada no será posible recibir, ni sobrevivir al esfuerzo económico que han realizado muchos clubes para dar el gran paso a la profesionalización del fútbol femenino.

Así que viendo el panorama de muchos equipos del llamado fútbol modesto, lo mejor es que empecemos a preparar las banderolas y tamborradas para salir a la carretera a ver si nuestro querido Marshall se dignara a parar delante de nuestras instalaciones.

Ramon Robert @RamonRobert1971

Share.

Leave A Reply