Fiatc superiorRadio marca header

El pacto del doblete

0

«El Real Madrid tiene como principio no rendirse jamás». Florentino cogió el toro por los cuernos el día después del jarro de agua fría que supuso el empate ante el Espanyol. El presidente puso los puntos sobre las íes después de escuchar a Mourinho decir que la Liga está casi imposible.

El golpe de autoridad de Florentino llega porque el enésimo tropiezo del equipo ha hecho que salten todas las alarmas en el Madrid. No por la Liga, donde la alerta roja había saltado ya desde la segunda jornada, sino por los dos títulos que aún tiene a tiro el conjunto blanco: Champions y Copa. En el seno del club preocupa seriamente que el equipo entre en caída libre y se ponga en peligro lo que resta de temporada.

Florentino Pérez quiere asegurarse el compromiso por parte de la plantilla de que no van a tirar la Liga
Por todo ello, el objetivo prioritario es enderezar la nave. Florentino Pérez quiere asegurarse el compromiso por parte de la plantilla de que no van a tirar la Liga. Que no van a bajar los brazos por mucho que se haya torcido el campeonato.

El mandatario blanco quiere evitar a toda costa una debacle liguera por todo lo que puede suponer a nivel deportivo y extradeportivo. La inestabilidad convertiría cada jornada en un incendio que avivaría permanentemente la delicada situación por la que atraviesa el equipo, y pondría en peligro el asalto a los otros dos títulos: Champions y Copa. Además, si ganar la Liga está difícil, la exigencia mínima es el subcampeonato.

Recuperar la normalidad
Florentino Pérez ya ha puesto de su parte para recuperar la normalidad y quiere el mismo compromiso de los jugadores y del cuerpo técnico. El sábado respaldó al entrenador tras la derrota en Vigo y ayer arengó a sus futbolistas tras el nuevo traspié, frente al Espanyol. Gestos del presidente encaminados a devolver la confianza a la tropa. Y es que el mandatario blanco quiere evitar la más mínima tentación que pueda surgir de dejar de lado la Liga, visto que ya es casi imposible dar caza al Barcelona.

Puede que la Liga ya sea inalcanzable, pero mucho más daño que haber dicho ya adiós a este título puede hacer el dejarse llevar. Florentino entiende que recuperar la estabilidad en Liga ayudará al equipo a afrontar la Copa y, sobre todo, la Champions.

En la Décima están puestas todas las esperanzas de una temporada que se ha torcido antes de tiempo. Europa es la tabla de salvación, pero sin descuidar las obligaciones en Liga, salvo cuando sea necesario para afrontar con garantías los compromisos en las otras competiciones.

Conjura por la Décima
Nadie duda de que en el vestuario hay, más que nunca, una conjura para asaltar la Champions. Existe desde el principio de temporada y, ahora, con más motivo. Sin embargo, descuidar otras obligaciones puede resultar contraproducente. Es el miedo que hay y por ahí iban los tiros del mensaje de Florentino.

El presidente recordó que uno de los valores del Real Madrid es el de no rendirse jamás por muy difíciles que sean las circunstancias. Más que un mensaje, fue una orden para evitar males mayores. Florentino tiene experiencia en este tipo de situaciones delicadas y sabe que si no se frena la hemorragia a tiempo, la herida puede empeorar.

Mourinho también lo tiene claro. «Si mejoramos en Liga nos servirá para mejorar en Copa y en Champions». El técnico sabe que el campeonato es el principal termómetro para recuperar sensaciones.

La idea es hacer borrón y cuenta nueva. Incluso, se ve el parón de Navidad como algo positivo para empezar de cero y borrar unos primeros meses complicados.

Fuente: marca.com

Share.

Leave A Reply