Fiatc superiorRadio marca header

El problema no es la tecnología, si no las personas

0

Y no me refiero a los árbitros que llevan pantalón corto, banderines en las manos y calcetines hasta las rodillas. El máximo responsable del estamento arbitral es el señor Victoriano Sánchez Arminio. Un hombre de 75 años que con sólo la experiencia del tiempo, no le es suficiente para darle la razón en lo que dice y hace. Tiene una justicia divina marcada por los intereses y las cloacas de la Federación Española de Fútbol que le dan un poder que no permite la duda, preguntas o exigir más transparencia. Los periodistas nos limitamos a ver en qué posición del ránking quedó la temporada pasada el árbitro X o Y pero no sabemos qué puntuación o qué valoración semanal se hace de ellos a lo largo de la competición. Sin esta información y-todo pasado por el colador chino del periodismo de bandera-, nos perdemos en lo que realmente debe ser importante para preguntarnos si el sistema arbitral, tal como lo entendemos ahora, es correcto.

El VAR, de por sí, ya siembra dudas. El último ha sido el blaugrana Ivan Rakitic que ha admitido que no quiere jugar a fútbol y parar la pelota cada cinco minutos. Pero es igual si hablamos de VAR, de ojo de halcón o poner árbitros detrás de las porterías como en Champions. Los avances (o retrocesos) tecnológicos no pueden tapar la falta de competitividad de quienes están al mando del arbitraje español. Y lo más triste: que este debate resurja porque el gol se lo anularon al Barça y no al Valencia.

Share.

Leave A Reply