Fiatc superiorRadio marca header

El proyecto de Florentino Pérez queda en cuidados intensivos

0

Otro año más: 12 meses será lo mínimo que tendrá que esperar el Real Madrid para poder conquistar una nueva Liga de Campeones de fútbol, la ansiada «Décima», que  volvió a convertirse en una pesadilla después de un agónico duelo. El Borussia Dortmund postergó el sueño madridista, que después de estar enterrado durante 80 minutos despertó en un tramo final de furia que a punto estuvo de clasificar al conjunto del portugués José Mourinho a la final de Wembley.

Un valiente Real Madrid ganó 2-0 con goles de Karim Benzema y Sergio Ramos y se quedó a centímetros de lograr una remontada que parecía imposible a falta de diez minutos .El Real Madrid, nueve veces campeón de la máxima competición europea, había instado a su afición a llenar el Santiago Bernabéu y a animar sin cesar en los primeros minutos con la mente puesta en las remontadas que logró el club blanco en el pasado. Sin embargo, de la agitación constante de bufandas y del «sí se puede» que cantaba un abarrotado Bernabéu al comienzo del duelo, se pasó a las cabezas cabizbajas. Incluso algún aficionado perdió los nervios y descargó su ira en un periodista francés. «Yo no tengo la culpa de que pierda el Madrid», dijo visiblemente enfadado el reportero.

El gol de Benzema en el minuto 82 levantó a todo el estadio de sus asientos y los aficionados ya no volvieron a sentarse. Quedaba el gol de Ramos. El sueño parecía persisitir. Sin embargo, todo terminó en una cruel pesadilla y con la afición germana dueña del envolvente sonido del Santiago Bernabéu.Otro año más el Real Madrid caía en las semifinales, el tercero consecutivo. Otro año más a las puertas de la gran final. Otro año más verá por televisión el partido que se marca como objetivo prioritario al principio de cada temporada. Otro año más sin ser superior a su rival de semifinales.

La historia se repite. Después de casi una década alejado de las instancias finales, el Barcelona eliminó al equipo blanco en la penúltima ronda de 2011. En 2012 le tocó el turno al Bayern Múnich, que necesitó llevar el duelo de vuelta en el Santiago Bernabéu a la tanda de penales. Hoy fue el Borussia Dortmund, al que le bastó con la gran ventaja con la que aterrizó el lunes en una lluviosa Madrid. El equipo dirigido por Mourinho tuvo tres grandes ocasiones de gol en el primer cuarto de hora, pero el argentino Gonzalo Higuaín -que se marchó pitado cuando fue sustituido por Karim Benzema-, el portugués Cristiano Ronaldo y el alemán Mesut Özil se toparon con un acertadísimo Roman Weidenfeller. Fallaron los que no suelen hacerlo y se notó.

El Real Madrid se olvidó de la Liga hace tiempo y puso todas sus fichas en la «Champions». Esta vez no fue la ruleta de los penales la que postergó el sueño de la «Décima», esta vez fue un rival que arrasó al Real Madrid en la ida de unas semifinales como nunca antes. Con la Liga prácticamente en el bolsillo del Barcelona y la «Champions» con claro sabor germano -mañana el Bayern Múnich defenderá un 4-0 en el campo del Barcelona-, al Real Madrid sólo le queda la final de la Copa del rey ante el Atlético de Madrid en el Bernabéu.

El proyecto que comenzó Florentino Pérez en 2009 fichando a Cristiano Ronaldo por casi 100 millones de euros y que continuó con la llegada de Mourinho al banquillo quedará en cuidados intensivos después del partido de hoy. El Real Madrid, que no fue capaz de ganar al Borussia Dortmund en los tres duelos anteriores esta temporada, tendrá que seguir esperando por su ansiada «Décima». Otro año más. Y ya van 11.

 

Fuente: www.sport.es

 

Share.

Leave A Reply