Fiatc superiorRadio marca header

El todo o nada de Yerri Mina

0

Hace pocos días se puso punto y final al culebrón “Coutinho”. Tras varios meses de estira y afloja con el Liverpool el internacional brasileño acabó estampando su firma en el contrato que lo convertía en nuevo jugador del FC Barcelona. Con él la calidad de la plantilla se ve aumentada ostensiblemente, ya que puede actuar en diferentes demarcaciones todas ellas importantes dentro del esquema azulgrana.

Como es lógico todos los “flashes” tomaron como objetivo al jugador de la canarihna. Sus imágenes con la elástica del Barça recorrieron las redes sociales como la pólvora, convirtiéndose en pocas horas en un nuevo estandarte del club. Y mientras todo eso sucedía, en la sombra, se gestaba una nueva operación algo menos atractiva que la del mediapunta del Liverpool pero también mucho más económica.

Hablo de la contratación de Yerri Mina, un fichaje que se ha hecho oficial hace apenas unas horas. El primer jugador colombiano de la historia del Barça no está a la altura mediática de Coutinho, ni mucho menos, pero puede que una vez sobre el terreno de juego oigamos hablar mucho de él. Y como sucede con cualquier futbolista, esto puede ser para bien o para mal. En este caso estoy prácticamente convencido de que serán los extremos los que definan su actuación, es decir, no habrá medias tintas con Mina, o triunfa o fracasa.

Por su controvertida forma de ser, por su apariencia física (1,95 metros) y por su característica manera de celebrar los goles el ex de Palmeiras no pasará desapercibido en el Camp Nou. De sus primeros partidos depende en parte el margen de confianza que le otorgue el aficionado culé. Si Mina tienes buenas actuaciones en sus primeros encuentros se meterá al respetable azulgrana en el bolsillo con gran facilidad. Si es al contrario, la afición barcelonista puede marcar con una X al central colombiano también en un visto y no visto.

No habrá término medio con Mina. El todo o nada está, bajo mi punto de vista, marcado en el futuro del defensa cafetero. A su favor juegan los cerca de 12 millones de euros que ha costado su traspaso. Un cantidad irrisoria si la comparamos con los fichajes de Dembélé o Coutinho y que le resta cierta presión. En su contra el rendimiento de sus nuevos compañeros como Piqué, Umtiti o el renacido Vermaelen, que colocan el listón muy alto en una zaga que, esta temporada más que nunca, está rozando la perfección.

No sabemos lo que nos deparará el futuro con Yerri Mina. Lo que sí sabemos es que dará mucho de que hablar. Un tipo alto, desgarbado, que va bien por arriba y que lleva el ritmo en la sangre, o al menos así lo demuestran los numerosos vídeos que se pueden encontrar en la red del nuevo defensa azulgrana contorneando el cuerpo. Con el tiempo Mina se convertirá en el nuevo Umtiti (para bien) o en el nuevo Chigrinsky (para mal). En ambos casos el espectáculo está asegurado.

Share.

Leave A Reply