Fiatc superiorRadio marca header

Emili Rousaud se queda solo

0

La guerra institucional en el FC Barcelona, que encadenó con la dimisión de seis directivos de golpe, trae en cola los debates sobre el sueldo de los jugadores y la auditoria del ‘Barçagate’, que ha traído consigo unas declaraciones explosivas de uno de los directivos que había dimitido, Emili Rousaud. “Alguien ha metido mano en la caja”, aseveraba.

A estas duras declaraciones han salido al paso otros miembros de la ya exjunta directiva como Maria Teixidó y Jordi Calsamiglia.

“Después de oír y leer las declaraciones del Sr. Rousaud en varios medios de comunicación, quiero expresar mi total discrepancia por sus acusaciones públicas que afectan la honradez y credibilidad de la junta directiva y de cada uno de sus miembros”, decía Calsamiglia en un comunicado. “No es momento de hacer acusaciones públicas”.

En la misma línea fueron las palabras de María Teixidó a EFE tras el anuncio de dimisión: “Quiero desmarcarme de las manifestaciones que se han hecho y dar mi propia versión. Acordamos dimitir en el mismo momento porque considerábamos que era mejor para el club hacerlo en unidad de acto y no que se produjeran un reguero de salidas que era peor para la institución.”

«Cierro esta etapa porque hay ciertas decisiones y hechos aparecidos últimamente sobre los que no tengo ni he tenido control ni capacidad de acción, que me han sorprendido negativamente y con los que no estoy de acuerdo”, añadía Teixidó. “La decisión la he ido madurando desde hace un tiempo”.

En este sentido, los otros tres directivos partícipes de esta dimisión en bloque que aún no se han posicionado públicamente son Enric Tombas, Josep Pont y Sílvio Elías. Ninguno de ellos ha movido ficha para incendiar o apagar el fuego y, en todo caso, no han dado su apoyo a Emili Rousaud. El exvicepresidente del Barça se ha quedado solo en sus acusaciones.

Share.

Leave A Reply