Fiatc superiorRadio marca header

Estados de ánimo

0

Ya lo decía Jorge Valdano, “El fútbol son estados de ánimo”. La imagen transmitida por el Barça en Ipurúa poco tiene que ver con la mostrada semanas atrás, cuando el equipo barcelonista sembraba dudas con actuaciones grises y desacertadas. El Eibar apretó desde el inicio, en busca de que la inseguridad que gobernaba hasta hace poco a los hombre de Luis Enrique volviera a hacer acto de presencia. Pero lejos de amedrentarse ante las bajas temperaturas, la garra de los locales y las estrechas medidas de un terreno de juego incómodo, los azulgranas demostraron a través de una solvente actuación que la dinámica dubitativa que acusaron recientemente ha quedado erradicada de un plumazo.

Sin Piqué, sin Busquets y sin Iniesta el Barça de hace unas semanas probablemente se hubiera dejado puntos en el estadio del conjunto vasco, pero un equipo anímicamente renovado supo doblegar al rival con el paso de los minutos. Al tremendo desequilibrio ofensivo que aportó el tridente hubo que añardirle la magnífica actuación de un Arda eficiente, un Rakitic estelar y un Denis Suárez goleador. Los jugadores titulares empiezan a estar entonados, y los supuestos suplentes aportan lo que de ellos se espera cuando es requerida su presencia sobre el terreno de juego.

Al igual que sucediera hace dos temporadas la mejora culé coincide con la llegada de los momentos importantes, como son las eliminatorias finales de Copa del Rey, los octavos de final de Champions y la segunda vuelta de la Liga, motivo más que suficiente para que todo aquel que perdiera la fe pueda volver a ser optimista.

Pero el optimismo no solo debe invadirnos por la mejora de juego azulgrana, también porque las dudas y los tropiezos parecen haber tomado el puente aéreo para instaurarse en Madrid, donde los hombres de Zidedine Zidane han visto revertida su privilegiada situación en poco menos de 7 días. La racha de 40 partidos imbatidos ha dado paso a dos derrotas consecutivas, una de las cuales puede significar el adiós a la Copa, y a una victoria en casa por la mínima con ayuda arbitral incluida ante un rival inferior como el Málaga.

Cristiano continúa desaparecido en combate, sacando brillo a una serie de premios que se le han otorgado injustamente, dos de los hombres más en forma del conjunto madridista como Marcelo y Luka Modric estarán un mes y 10 días de baja respectivamente, y un factor en ocasiones tan trascendental como la suerte parece haber abandonado a un equipo que ha abusado de ella en exceso.

Así pues, a juzgar por los actuales estados de ánimo de Barça y Real Madrid, parece claro que ha habido un intercambio de papeles entre ambos conjuntos. Como siempre se ha dicho lo importante no es como se empieza sino como se acaba, por lo tanto y puestos a elegir, mejor empezar sembrando dudas y acabar por todo lo alto, con los jugadores en buen estado de forma y con una dinámica positiva, algo que a día de hoy parece que puede conseguir el Barça de Luis Enrique, algo que bien podría valer otra temporada de ensueño.

Share.

Leave A Reply