Fiatc superiorRadio marca header

Euforia contenida en el Espanyol

0

Europa es terreno vedado en el vestuario del Espanyol, dónde no se habla de otra cosa que ir partido a partido con el horizonte puesto en los 42 puntos que marcan la permanencia en Primera.

Ni los números de Champions (22 puntos sobre 33 posibles) que acumula desde que Javier Aguirre cogió las riendas hace apenas dos meses, apartan al grupo de ese objetivo.

A partir de que los logren, ya se verá. De momento, ni con catorce jornadas por delante hasta el final de Liga, y más cerca de puestos europeos (a 6 puntos), que de la zona de descenso (a 11 puntos ya), caben confianzas. Quizá porque técnicos y jugadores están escaldados por anteriores experiencias.

Y es que la clasificación directa para una competición europea no es tema baladí. El Espanyol, en ocho ocasiones con igual o mejor puntuación a estas alturas de Campeonato, lo ha conseguido dos veces desde que existe la Liga de 20 equipos.

La penúltima, en la temporada 1998/99, pasaron tres entrenadores por el banquillo ( Paco Flores, Marcelo Bielsa y Miguel Ángel Brindisi). Aquel Espanyol pasó por la jornada 24ª con un punto más que ahora (32 puntos), y acabó clasificado 7º (para jugar la Intertoto) con 61 puntos.

De la mano de Miguel Ángel Lotina, en la Liga 2004/05 el Espanyol hizo la misma puntuación final, pero en la jornada 24ª sumaba nada menos que 38 puntos. Acabó quinto en la clasificación.

Experiencias posteriores de soñar con plaza europea, apenas pasado el ecuador de la Liga como ahora, acabaron con el cántaro de las ilusiones blanquiazules estrellado al final.

Con 35 puntos en la Liga 2006/07 en la jornada 24, acabó con con 49. Más sangrante en la 07/08, que acumulando 39 en igual jornada finalizó con un punto menos (48). Por más cercanas, las dos últimas temporadas.

El Espanyol 2010/11 estaba, con 37 puntos, en zona UEFA en la jornada 24ª: sumo 12 más para acabar en un discreto octavo puesto. En la pasada campaña, con 33 puntos era cuarto en la clasificación pasadas veinticuatro jornadas. Acumuló trece más para finalizar en la 14ª posición.

Vistos los antecedentes, tiene fundamento que Javier Aguirre y sus jugadores piensen en sumar cuanto antes esos once puntos que les permitirán respirar tranquilos. Y salvo sorpresa monumental, lo lógico es pensar que Europa será terreno abonado para cuando el Espanyol tenga mejor plan que no luchar sólo por la permanencia.

Para una temporada que le reportó al equipo nueve puntos de los primeros treinta y nueve que disputó, más no se le puede pedir al grupo blanquiazul. Que certificada la permanencia técnicos y futbolistas se atrevan a por algo más, quedará en sus manos. Hoy por hoy, ese es el sentir del vestuario, euforías las justas.

 

Fuente: www.mundodeportivo.com

 

Share.

Leave A Reply