Fiatc superiorRadio marca header

Guardiola al Bayern, como anillo al dedo

0

El agente FIFA de futbolistas Jordi Alburquerque abrió su turno de palabra en La Ronda de anoche felicitando a Guardiola por haber tomado la mejor opción de todas las que tenía sobre la mesa. Y es que las características del Bayern de Munich (filosofía de cantera, dirección formada por antiguos futbolistas, fútbol ofensivo y vistoso, cultura no exigente y que sabe disfrutar del deporte, poco o nulo impacto del entorno mediático, etc.) se amoldan como anillo al dedo a las preferencias del técnico catalán.

Sin quererse poner ningún tipo de medalla, Alburquerque recordó que él siempre defendió el Manchester United como única opción inglesa a la que podía ir Pep y, según varias informaciones, el hecho de que Guardiola no firmara con los alemanes hasta saber a ciencia cierta que lo del ManU debería esperar unos cuantos años más no hace sino darle la razón al colaborador. Defendiendo su teoría, el agente de jugadores apuntó que a Pep no le gustaba ni el Chelsea actual (tanto por el modelo de presidente millonario desentendido del fútbol como por la existencia de un cargo superior al suyo que hace y deshace a su antojo en cuanto a fichajes y bajas) ni el Manchester City (por la política del club a varios niveles).

Tras conocer las alineaciones de Barça y Málaga para el partido copero de ayer, el colaborador aseguró que los malagueños salían a medio gas y con un once que demostraba que no apostaban por la Copa, como tampoco lo demostró el que sacaron anteriormente frente al Eibar. El poco acierto de Alexis y los errores del Barça en sendos goles del Málaga permitieron al equipo andaluz seguir soñando con la Copa a pesar de ser conscientes, siempre según Alburquerque, de no tener plantilla suficiente para afrontar las tres competiciones que disputan a día de hoy con el máximo de garantías.

Lo visto el otro día en el partido de Copa entre Madrid y Valencia no gustó un pelo al contertulio, que además de estar de acuerdo con el resto de la mesa en que las palabras de Di María pudieron presionar al árbitro, lo cierto es que el historial de Muñiz Fernández con el Madrid habla por sí solo y animó a quien no se lo crea a repasar hemerotecas y polémicas acontecidas con él arbitrando un partido de los blancos. La traca final, Karanka saliendo a rueda de prensa asegurando que como las jugadas dudosas en contra de los valencianistas “no habían acabado en gol”, no entendía la polémica. Insultante y lamentable.

Como hombre de fútbol que es, Alburquerque quiso ir más a fondo y recordó que la culpa de todo esto la tiene también el estamento arbitral y los encargados de redactar el reglamento, pues polémicas como las manos de Carvalho (que para el colaborador no fueron) se zanjarían si las reglas del juego fueran claras y no dieran lugar a la duda.

 

Share.

Leave A Reply