Fiatc superiorRadio marca header

La cara y la cruz del Barça-Villarreal

0

Solamente quedan dos jornadas de Liga y una de Copa para que el FC Barcelona cierre la campaña. Tras un buen partido ante el Villarreal la esperanza culé crece aunque el R. Madrid tampoco falla. A continuación lanzamos la moneda al aire para analizar la cara y la cruz de esta jornada.

La cara

Neymar. El brasileño exhibió todo su catálogo de regates ante el submarino y dejó en evidencia, prácticamente en cada jugada, a una de las mejores defensas de la Liga. Abrió la lata y se dedicó a poner en pie al público cada vez que tocaba el balón, su magia ya es comparable a la de Ronaldinho, Romario y los grandes cracks de la historia del club. Llamado a ser el relevo de Messi, Neymar tiene un brillante futuro que esperemos que se vaya forjando a base de títulos y grandes logros.

Números de récord. 108 goles a favor en la Liga, 100 goles este  curso, Messi camino de ser Bota de Oro… Este Barça es de récord pero sin títulos todos estos números se quedaran en una simple anécdota. De todos modos es oportuno destacarlos y reflexionar: este equipo nos da motivos para creer, nos hace disfrutar y pese a que han llegado al tramo final en un gran momento, los errores puntuales en jornadas más que asequibles pueden costar muy caros.

La cruz

De menos a más. El equipo, pese a encontrarse con un gol tempranero de Neymar, empezó demasiado lento ante un Vilarreal muy cómodo achicando los ataques blaugranas sin demasiada dificultad. El Barça salió a medio gas ante un equipo que siempre pone las cosas difíciles y que con el empate de Bakambú despertó los viejos fantasmas del “Tamudazo”. Los de Luis Enrique no cumplieron con las expectativas en el primer tiempo aunque por suerte Messi consiguió poner las cosas en su sitio antes del descanso y el partido tomó otra dirección.

Se acaban las oportunidades. Las Palmas y Eibar para el FC Barcelona. Sevilla, Celta y Málaga para el Real Madrid. ¿Hay que ser optimistas? ¿Hay que pensar que ya no hay nada que hacer? Mientras hay vida hay esperanza pero viendo al conjunto de Zidane todo parece indicar que la Liga 16-17 será para los blancos. El plan B rinde mejor que el plan A y el famoso ADN madridista no invita a pensar en un tropiezo a falta de tan pocas jornadas. De esta manera, y viendo que ambos tienen un calendario bastante asequible, al Barça sólo le queda ganar y esperar el milagro.

Share.

Leave A Reply