Fiatc superiorRadio marca header

La cara y la cruz del Sevilla-Barça

0

La victoria del F.C. Barcelona ante el Sevilla fue tan vital como sufrida, Leo Messi se convirtió otra vez en D10S para resolver un partido que pintaba muy negro y los de Luis Enrique respiran tranquilos antes de irse al parón de selecciones. Pero ¿cuál es la cara? ¿Y la cruz?

La cara

La reacción del equipo en la segunda mitad. El partido tuvo un guión inverso al del City. El Barça estuvo mal durante los primeros 40 minutos hasta el gol del empate. A partir de ahí los ajustes de Luis Enrique en el descanso y la obra maestra de Leo Messi ayudaron a que el Barça se llevase los tres puntos. En el segundo tiempo solo mandó un equipo, el que vestía de azulgrana, y solamente la falta de acierto en los metros finales impidió ver un resultado final más abultado.

¡Menuda exhibición de Messi! Otra más. El argentino se convirtió en el líder del Barça cuando el equipo más le necesitaba. Marcando, asistiendo, dirigiendo el juego y ¡hasta defendiendo! Messi se echó el equipo a sus espaldas y tras hacer el empate, el gol 500 en su carrera con el FC Barcelona, se vistió de Iniesta para regalarnos otro gran recital. Messi ha vuelto a demostrar que cualquier otra cosa que no sea recibir el Balón de Oro será una injusticia futbolística.

El descaro de Denis. En la segunda mitad por fin vimos de lo que puede ser capaz el gallego. Ante el Sevilla, su ex equipo, dejó pinceladas y destellos de calidad que demuestran lo que puede llegar a ser. Por su estilo, y aunque todavía está a años luz, es lo más parecido a Iniesta que tiene Luis Enrique en sus filas y tras un inicio de curso un poco gris por fin pudo empezar a brillar en el esquema azulgrana.

Mascherano-Umtiti, un seguro de vida. A marchas forzadas el francés se ha convertido en pieza indispensable para Luis Enrique y con tantas bajas ha sido Mascherano quien ha asumido el rol de líder en la zaga azulgrana. Salvaron con nota los muebles en varias jugadas de la segunda mitad y gracias a su buen rendimiento prácticamente hemos olvidado que estamos sin uno de los mejores centrales del mundo, Gerard Piqué.

La cruz

La primera parte. Los primeros 45 minutos sevillistas fueron de escándalo, superaron en todos los aspectos del juego al F.C. Barcelona y por suerte el conjunto de Sampaoli no tuvo acierto en los metros finales. El mal podría haber sido mucho mayor y esperemos que el correctivo del Sevilla al Barça, que finalmente quedó en una anécdota, no se vuelva a repetir.

¿A qué jugamos? En lo que llevamos de curso pocas veces hemos visto un Barça dominando el juego de principio a fin, últimamente nos basta con los destellos de la MSN guiada por Messi para solucionar los partidos pero ¿hasta cuándo será suficiente? El equipo sufre sin Iniesta pero no tiene que ser excusa. Este Barça necesita recuperar su identidad cuanto antes y volver a ganar mediante la posesión el dominio del juego.

Javier Latre. El árbitro del colegio aragonés con apellido de cómico no tuvo su mejor noche. Perdonó la expulsión a Rami, no amonestó a Sarabia por un pistón a destiempo sobre Umtiti y por otro lado no le tembló el pulso en mostrar tarjetas a los jugadores azulgranas por mucho menos. El colmo de la noche fue ver como amonestaba a Leo Messi cuando este se había quedado sin bota por el pisotón que le había propinado N’Zonzi. ¿Para cuando un arbitraje a la altura de la mejor liga del mundo?

Share.

Leave A Reply