Fiatc superiorRadio marca header

La continuidad de Luis Enrique la temporada que viene está en el aire

0

Robert Fernández, director deportivo del FC Barcelona, está trabajando en la planificación de la plantilla de cara a la temporada 2017-2018. El más que posible refuerzo de cara a verano de Joao Cancelo es una muestra de ello. Esta planificación se va realizando con la participación y conocimiento de Luis Enrique, pese a que no es segura su continuidad en el banquillo del FC Barcelona, más allá del 30 de junio de 2017, cuando termina su contrato. Luis Enrique comunica las posiciones que deben reforzarse y la dirección deportiva rastrean las diferentes opciones.

Existe de todas maneras un contrasentido, ya que se planea la temporada que viene, sin saber si Luis Enrique será o no el entrenador del conjunto azulgrana. El técnico asturiano no tiene prisa por tomar la decisión y la disciplina azulgrana respeta su decisión hasta cierto límite. Josep María Bartomeu, respeta la decisión del entrenador, pero por mucha unión y respeto que exista entre El Barça y el técnico asturiano, no pueden esperar a final de temporada para que se tome una decisión.

Por eso, Robert Fernández tiene que tener la previsión de estar listo para cualquier contratiempo o situación, ya que el FC Barcelona está por encima de cualquier persona. Luis Enrique no debería molestarse lo más mínimo si el FC Barcelona, a partir de cierta fecha (podría hacerlo desde el 1 de enero), comienza a hablar con otros entrenadores. El mismo derecho tiene el asturiano de alargar su decisión como el FC Barcelona de cubrirse las espaldas.

La vía más efectiva tal y como dijo Bartomeu sería que «empezaremos a hablar (con Luis Enrique) entre abril y mayo». No obstante, las recientes declaraciones del técnico a ‘Barça TV’ generan ciertas dudas sobre su prolongación en el banquillo azulgrana «¿Mi futuro? No lo sé. No tengo ninguna duda de que estoy en el mejor equipo, en el mejor club, con los mejores jugadores, en mi casa, con mi familia, ganando cosas y disfrutando muchísimo, pero también hay una cosa de esta profesión que es dura, que me cuesta, que tiene su parte negativa y que tengo que valorar de cara a próximas temporadas. De todas maneras, sigo planeando el futuro inmediato del club».

La intención es que entre marzo y principios de abril, haya una negociación y se acabe por decidir el futuro del entrenador azulgrana. Hay un factor que influirá mucho que será el estado de la plantilla y las opciones que tenga el Barça de conseguir títulos.

Share.

Leave A Reply