Fiatc superiorRadio marca header

La Liga de Messi… y de Luis Enrique

0

El periodista de Mundo Deportivo Àngel Pérez abrió su turno de palabra en el debate de ayer celebrando la por fin oficiosa consecución del título de Liga por parte del FC Barcelona y dándole la razón a Albert Lesan en que, por lo mucho que se ha dudado de él, Luis Enrique probablemente sea uno de los que más y mejor valore el mérito de haber ganado el trofeo de la regularidad. Ha estado criticado desde muchos sectores, nunca ha tenido el respaldo de la prensa y ha debido lidiar con alguna situación dificultosa en cuanto a la gestión del vestuario… y todo lo ha resuelto de manera notable en el fondo, pero con una forma que puede acabar en matrícula de honor si gana Copa y Champions. La labor del entrenador ha sido, sencillamente, para quitarse el sombrero.

El contertulio coincidió con la mesa en el buen papel de este Barça a lo largo de la temporada, con mención especial a la capacidad de evolucionar y hacerse mejor tras una primera parte de temporada algo convulsa, y creyó que una de las diferencias de este entrenador respecto a Ancelotti y su Madrid ha sido la capacidad de sumar victorias y puntos ante los rivales de mayor entidad. Y es que si el italiano ha fracasado tanto en España como en Europa en muchos de los duelos contra otros grandes equipos y entrenadores, el asturiano ha ganado la mayoría de sus batallas y, de momento, su primera guerra importante. Quedan dos.

En cuanto a la escena de capitanes, entrenador y presidente celebrando en el avión el título de Liga con una copa de cava, el colaborador lamentó que se digan tantas cosas que no son y celebró la unión y ausencia de mal rollo que dichas imágenes destilaron. Àngel reconoció que allí dentro han pasado algunas cosas, como en toda empresa y hasta familia, pero lamentó que los medios que tienen tanta prisa en airear las desavenencias luego no sean capaces de emplear la misma celeridad en aclarar que las relaciones se han estabilizado y normalizado hasta el punto de no existir ya ningún conflicto.

Sólo hay que ver la sonrisa de Luis Enrique y Messi y su cercanía corporal en ese brindis con el presidente para entender que, aunque tampoco sean amigos, su relación es cordial y correcta, que al fin y al cabo es lo que se debe dar entre futbolista y su entrenador. ¿O sería normal ver una relación de compadreo entre ambos? ¿Verdad que no? Pues eso. Además, el contertulio quiso recordar que Guardiola se marchó por su incapacidad manifiesta de seguir sacando rendimiento al equipo, siendo de dominio público el desgaste al que llegó con figuras como Alves, Messi o Piqué. ¿Qué ha hecho ‘Lucho’? Ganárselos de la manera que sea, incluso con cambios a modo de aviso (caso de Piqué), y volverlos a implicar para la causa barcelonista con un éxito rotundo. Un éxito de los futbolistas… pero también del míster.

Sobre el ridículo de Cristiano Ronaldo en el campo del Espanyol (alegre por su ‘hat trick’ y poniendo cara de felicidad mientras Pepe le recordaba que el Barça acababa de ganar en el Calderón y ya era campeón de Liga) y el “palo” de un periodista de Marca (Roberto Palomar) al portugués por ese capítulo, Àngel recordó que ellos son los primeros culpables por haberle inflado el ego en exceso al ególatra luso cuando las cosas le han ido bien. Constantes comparaciones con Messi a pesar de saber todo el mundo quien es el mejor de los dos, estadísticas sacadas de la manga para asegurar que Ronaldo es mejor en algunos registros, críticas y persecuciones al argentino a la mínima que han podido… Ellos han alimentado y hecho crecer a la “bestia”, así pues, que no se lamenten ahora si el chico es capaz de celebrar sus tres goles intrascendentes pero ante la Juventus no es capaz ni de salir ante la prensa y dar un mensaje de unión, algo que un verdadero líder hubiera hecho. Si no apareces sobre el césped, por lo menos hazlo en zona mixta. Pero ni eso…

Share.

Leave A Reply