Fiatc superiorRadio marca header

La limpieza de Laporta

0

El periodista de investigación Mario Ruiz empezó su Ronda de ayer comentando el ‘caso Neymar’ en la Copa América. Si todo lo que se ha comentado en los medios es cierto, cosa que el contertulio ya puso en duda por la no inclusión de todo ello en el acta arbitral, Mario quiso recordar el incidente de Copa con el Athletic de Bilbao y cómo Xavi se llevó al brasileño de la escena mientras el resto de blaugranas frenaban el ímpetu de los futbolistas vascos. ¿Qué es lo que ha pasado supuestamente con Neymar? Que esperó al árbitro en el túnel de vestuarios durante varios minutos sin que ningún compañero le hiciera recapacitar ni ningún alto cargo con ascendencia sobre él se lo llevara de un sitio en el que nada bueno podía ocurrir. Diferentes formas de proceder en su club y en la selección que dejan claro el buen hacer de un sitio y el absoluto descontrol en el otro.

Mario demostró su preocupación por lo que pueda pasar con el brasileño la próxima temporada en el Barça y en una liga española en la que le seguirán dando tanta leña como siempre, con total impunidad y desprotección frente a los carniceros del fútbol. No obstante, y como único elemento positivo a destacar, el periodista celebró que su eliminación prematura de la competición sudamericana vaya a permitir a ‘Ney’ tener las vacaciones que se merece y así poder preparar tanto las Supercopas como irse a la gira norteamericana, algo que supondrá más caché y más ingresos para el club blaugrana.

Ya en tiempo de elecciones y tras escuchar a Laporta en la presentación de su candidatura, el contertulio alucinó con el ejercicio de demagogia de un Jan que se presentó como un candidato “limpio” frente a otro, Bartomeu, que supuestamente no lo está. ¿Tú? ¿Limpio? ¿El que tuvo una acción de responsabilidad civil en contra aprobada por los socios en la asamblea? ¿El que negoció con el régimen no democrático de Uzbekistán aún siendo presidente del Barça y usando su cargo en el club como instrumento de acercamiento a dicho negocio? ¿El que colocó a su amante Flavia Massoli a sueldo del club en el departamento de Protocolo aún sin tener las habilidades necesarias? ¿Aquél cuyo director general y gran amigo Joan Olivé usó dinero del Barça para espiar a directivos, futbolistas, políticos o periodistas como Carazo, Quique Guasch o Carlos Bustillo? ¿Esto son ejercicios de transparencia y limpieza? Por favor, que la gente no es tonta…

Del mismo modo, que Laporta se identifique con Unicef y hable de Bartomeu como Qatar tiene gracia cuando a Jan se le ha fotografiado en Bahrein debido a un proyecto inmobiliario importantísimo que se realizará allí y en el que Laporta participará. ¿Tener negocios en Bahrein, que es un estado a escasos kilómetros de Qatar y con sus mismas deficiencias y aspectos a mejorar a nivel de derechos humanos y libertades, es identificarse con Unicef? ¿Haber tenido un negocio de pornografía entre los años 2004 y 2007 es Unicef o es compatible con representar los valores de Unicef? ¿El informe hecho por la revista Mongolia en el que se explica cómo en el 2005 Laporta envió a Marc Ingla a Qatar para tratar de abrir allí una vía de negocio, también es Unicef? ¿Y tampoco es Qatar? ¿Qatar no es Qatar, entonces? Laporta, aunque lo pretenda, no engaña a nadie. O por lo menos, no a todos.

Debatiendo la inclusión de algunos nombres y caras conocidas a raíz del papel que tendrá Abidal en el proyecto de Laporta, Mario reconoció la posible valía del francés y su condición de figura de consenso del barcelonismo, pero negó que sea así en el caso de otros. ¿Por ejemplo? Enric Masip. Y es que el catalán, sin duda un mito en su faceta como jugador de balonmano, ya estuvo como directivo en el Barça de handbol vinculado al proyecto de Manolo Cadenas, y su fracaso fue estrepitoso. Por otro lado, tienes a un Xavi O’Callaghan licenciado en empresariales y que este año se ha salido ocupando ese mismo cargo, con un 7 de 7 en títulos conseguidos. ¿Qué hacemos? ¿Se echa a Xavi a la calle si gana Laporta sólo porque Jan quiera darle un cargo y tenga su confianza depositada en Masip? ¿Hacemos lo mismo con Muñoz en el hockey patines porque a Laporta se le antoja meter en dicho cargo a Gaby Cairo, otro mito como jugador pero que también fracasó cuando tuvo que desempeñar un papel de despachos? ¿Qué tipo de justicia deportiva sería esta? Cuidado con los amiguismos.

Share.

Leave A Reply