Fiatc superiorRadio marca header

Sanción coherente pero injusta

0

La periodista de Barça TV Àngels Prieto empezó su participación en el programa lamentando que Pérez Mojica y muchos otros practiquen uno de los deportes nacionales por excelencia: la crítica al que no se conoce. Àngels, que por trabajar donde trabaja ha tenido contacto y la oportunidad de conocer a Leo, aseguró que nada de lo que se cuenta sobre el argentino es cierto y que además se lanzan insultos y menosprecios a sabiendas de que una figura mediática como él no saldrá a desmentir cada comentario que se diga sobre él.

Uno de los temas estrella de la noche fue la renovación de Valdés y la supuesta exclusiva de Punto Pelota según la cual el portero habría avisado de las ganas de no renovar e irse para jugar en otro país. Sin desmerecer el trabajo y las fuentes de Quim Domènech, la colaboradora recordó que en el FC Barcelona se lleva mucho tiempo manteniendo los temas contractuales y de renovaciones muy en secreto y que, por lo tanto, cuesta creerse no solo la noticia sino que se haya podido filtrar cualquier cosa al respecto, sobretodo tratándose de una bomba informativa de este tamaño.

La sanción de cinco partidos a Sergio Ramos por insultar al árbitro tras ser expulsado el miércoles frente al Celta fue ampliamente debatida y discutida por los contertulios. Y es que, si por un lado existen antecedentes cercanos en los que el espanyolista Sergio García insultó de la misma manera (por lo que el central blanco sabía la sanción que le podía caer por sus palabras), no deja de ser cierto que la vara de medir no está bien regulada, pues el guardameta del Barça B Oier amenazó con agredir a un árbitro y le cayeron 3 partidos, siendo eso a priori más punible que el hecho de insultar. Por ello, Àngels consideró la resolución como coherente pero también injusta.

En cuanto al papel supuestamente cómico de Siro López analizando algunos de los episodios de la gala de la FIFA, muchos de ellos con Messi de protagonista, no hicieron ninguna gracia a la periodista. Y es que, puestos a analizar cosas de esa tarde, se podría haber analizado el por qué Guardiola o Neymar atravesaron el Atlántico para asitir a una gala de la que sabían que no iban a ganar nada, mientras que otro que está a menos de tres horas de Zurich decidió quedarse en Madrid para ver a su hijo entrenarse, algo que puede hacer cada día.

 

Share.

Leave A Reply