Fiatc superiorRadio marca header

La UEFA no habría permitido un arbitraje tan tolerante

0

El ajetreo del clásico terminó dejando algunas instantáneas desagradables. Precedido por un clima templado, el vértigo de un encuentro vibrante, de pierna fuerte, sin concesiones,acabó con escenas que recordaron al ruido de los peores clásicos con Mou en el banquillo.

El arbitraje, permisivo por lo general, condescendiente con el juego agresivo, dejó un mal regusto en una plantilla azulgrana. En el seno del equipo entienden que Clos Gómez se equivocó en algunas jugadas claves -el fuero de juego pitado a Messi cuando se quedaba solo ante Diego López- y que el arbitraje, de haberse producido en Europa, habría sido muy distinto.

En este sentido, los jugadores azulgranas lamentaron la agresividad de futbolistas como Essien. El ghanés dejó los tacos a un Jordi Alba, que ayer reconocía tener todavía las marcas de las botas del futbolista africano. El todavía jugador del Chelsea -está cedido por el Madrid- ya dejó muestras de su dureza durante su etapa en el club londinense.

Cristiano Ronaldo fue otro de los jugadores que se emplearon a fondo, en ocasiones de forma irreglamentaria, como ocurrió con una entrada a la altura de la rodilla al brasileño Alves. Ambos mantuvieron una pugna durante todo el partido y el futbolista brasileño también pudo haber sido expulsado con dos entradas que invitaban a la tarjeta amarilla. En el caso de Cristiano, en el club azulgrana lamentan que la misma jugada en Europa podría haber sido sancionada con expulsión.

OCURRIÓ CON PEPE

Así ocurrió con Pepe en un Madrid-Barcelona de Champions en 2011, tras una dura entrada precisamente a Alves en la que el portugués midió mal. La UEFA decidió sancionar, entonces, al defensa portugués con un partido. Las provocaciones de Mourinho, que cargó contra el estamento europeo y deslizó ayudas arbitrales al Barcelona, tampoco quedaron en saco roto. La Comisión de Control y Disciplina de la UEFA sancionó con cinco partidos y 50.000 euros a José Mourinho.

Más allá de lo ocurrido en el césped, los cánticos racistas al brasileño Dani Alves volvieron a torpedear la imagen del fútbol español. Una actitud muy mal vista por una UEFA que ya multó a la Lazio con 40.000 euros por conducta racista de sus fans.

 

Fuente: www.sport.es

 

Share.

Leave A Reply