Fiatc superiorRadio marca header

La última carta

0

La selección argentina atraviesa un momento de crisis a nivel de juego y sobretodo resultados. La albiceleste, ya puede a tener todo un país en vilo, ya pueden poner velas y rezar como si de fanáticos se tratasen, que el problema es de estructura. Tres entrenadores (Tata, Bauza y Sampaoli), cambios en la AFA y siguen los mismos problemas, el combinado argentino no carbura.

Actualmente la selección liderada por Leo Messi está al borde del abismo en unas eliminatorias sudamericanas muy igualadas y salvo Brasil y Uruguay que tiene medio billete para estar presentes en el Mundial de Rusia 2018, hasta cinco selecciones se jugaran dos plazas fijas, más una de repesca. El país de la Plata vive inmerso en una profunda crisis difícil de salvar, todo lo que no sea la clasificación para el próximo Mundial de forma directa será un fracaso, a pesar que pueda optar a la repesca si gana su último compromiso. La ausencia de Messi y la dependencia del astro hace que el equipo note un cierto estado de ansiedad, esto sumado a que muchos de los seleccionados dejan mucho que desear da la fórmula (Acuña, Banega, Biglia, Otamendi, Higuaín…) . Argentina no juega a nada y depende de la inspiración de su jugador estrella para salvar a su equipo y Messi tiene una mochila demasiado grande que cargar. Empates inexplicables ante Perú, Venezuela, la derrota ante Bolivia hacen pensar que esta selección no merece estar en un Mundial. Es así, aunque no nos podemos imaginar un Mundial sin la albiceleste, no está demostrando ser una selección sólida y solvente y puede que pase.

Me cuesta creer aun así que no esté Argentina en el Mundial por todos los intereses y masas que mueve esta selección a nivel de la FIFA y aficionados incondicionales a este deporte. Messi no puede estar sin participar en una competición de estas características, porque es perder una cantidad de ingresos importantes a nivel de atractivo futbolístico, de taquilla, de ranking en la carrera por el Balón de Oro, además de un desprestigio a nivel global.

Sampaoli tiene el examen final para aprobar todo el curso o sin embargo jugárselo todo a septiembre, aunque ya sabemos que es mejor no jugar con fuego. El echo de no depender de ti mismo es un ‘handicap‘ muy importante, aunque no tanto sabiendo que la repesca la juegas contra el campeón de Oceanía, en caso de vencer. De todas maneras el ex técnico del Sevilla se tiene que dejar de experimentos y ganar de forma práctica a Ecuador en Quito el próximo miércoles. De no hacerlo será una debacle a nivel Mundial y pueden rodar muchas cabezas, teniendo en cuenta la desbocada pasión por el deporte rey.

Share.

Leave A Reply