Fiatc superiorRadio marca header

Laporta critica lo que él hizo en 2010

0

El periodista de investigación Mario Ruiz abrió su turno de palabra en La Ronda de ayer valorando la situación del fichaje de Pogba y el trabajo que está llevando a cabo la junta gestora y los miembros de la comisión deportiva por hacerse con él. Al respecto, el contertulio negó que el francés vaya a ser fichado por dicha junta y explicó que las reuniones mantenidas, tanto la del domingo como sobretodo la de mañana miércoles, lo que buscan es bloquear la salida de Pogba a otro equipo (PSG, City e incluso Madrid) y asegurarse la opción preferencial del Barça en las negociaciones. Unas negociaciones finales que, por supuesto, debería llevar a cabo la candidatura que gane las elecciones del 18 de julio. En otras palabras, le están allanando el camino al próximo presidente.

En cuanto a los resultados de la encuesta electoral del diario Marca, hecha no a usuarios de la web sino a socios que tendrán derecho a voto, Mario destacó la consolidación y auge de un Bartomeu al que muchos situaban claramente por detrás de Laporta en estos comicios pero que a día de hoy la mayoría de encuestas (no sólo la del Marca) sitúan por delante. Además, coincidió con Lozano en la importancia del 24% de indecisos y su elección final el día de las votaciones, si bien no dio ninguna posibilidad al resto de candidatos y consideró que se tratará de un mano a mano entre los dos presidentes ganadores del triplete.

Sobre las signaturas necesarias para pasar de la condición de precandidato a la de candidato oficial, el periodista dio por seguro el pase de Bartomeu, Benedito y Laporta (mojándose además con el número de firmas recogidas, que serían unas 8.000, 5.000 y 4.000 respectivamente), mientras que dudó más del resto de candidatos, explicando lo mucho que les está costando reunir signaturas tanto a Freixa como a Majó como a Farré.

Mario escuchó cómo el director de comunicación de AENA reforzaba su teoría al destacar en el programa ‘La Ciutat’ de Onda Cero la importancia de Qatar Airways para Cataluña, Barcelona y para el aeropuerto de El Prat. Algo que el contertulio ya había valorado con anterioridad al explicar que Qatar iba a convertir la ciudad condal en un ‘hub’ (punto de conexión y centro desde el cual se programan el resto de rutas aéreas) que enlace todos los vuelos entre Asia y Sudamérica. Eso significa muchísima notoriedad para la ciudad, mucho visitante con horas entre vuelo y vuelo que puede emplear en conocer la ciudad y, en definitiva, posicionamiento mundial y entrada de dinero. Por lo tanto, ojo con la crítica a Qatar Airways ya que estos, tras haber comprado parte de las acciones de Brittish Airways, Iberia y Vueling, tienen una posición de gran protagonismo en el panorama mundial y su asociación con la capital catalana sólo nos puede reportar cosas buenas a los catalanes. Algo que Laporta conoce a la perfección por su recién terminado pasado político y motivo por el cual no ha querido en ningún momento referirse de manera explícita a Qatar Airtways, patrocinador verdadero (y no Qatar “a secas”) del FC Barcelona.

Un debate, el de Qatar Airways, que Laporta se ha encargado de ligar con el de Unicef, asegurando que ellos son Unicef mientras que Bartomeu es Qatar. El contertulio se encargó de poner en duda esa afirmación al recordar la entrevista de ‘La Vanguardia’ a Paloma Escudero, ex directora de Unicef España y de comunicación global de la fundación. En ella, Paloma aseguró que a Unicef siempre le ha interesado mantenerse en la camiseta del Barça, incluso compartiendo tejido con Qatar. Además, antepuso la relación con la entidad deportiva al hecho de aparecer delante o detrás de la camiseta y también confirmó el incremento de dinero recibido por parte del club (de 1,5 a 4,5 millones) gracias al programa ‘1 in 11’ promovido durante el mandato de Bartomeu. Con estas palabras, no de Mario sino de un peso pesado de Unicef, que cada uno saque sus conclusiones sobre si Laporta se excede o no en sus juicios de valor.

Comentando la marcha de Deulofeu y la toma de decisiones de la junta gestora en este tema, algo que muchos han criticado (sin ir más lejos, Victor Lozano), Mario aseguró que si Laporta se ha retraído un poco de sus primeras críticas a la junta gestora y ya no ve tan mal que se cierren algunas operaciones, es porque él hizo exactamente lo mismo en los últimos días de su mandato. Así, el contertulio explicó cómo Jan renovó el contrato de Mediapro cuatro días antes de dejar el cargo y siete días antes de que la empresa audiovisual tuviera que hacer suspensión de pagos. Del mismo modo, amplió el convenio con la Cruyff Foundation cuando dicho convenio no terminaba ese año (algo equiparable a la renovación de Luis Enrique por dos temporadas cuando el asturiano tenía contrato hasta el 2016, y que tanto han criticado Laporta y otros candidatos). ¿Más? Un convenio de 800 mil euros con la Federación Catalana, el fichaje de Villa, la venta de una parcela en Sant Joan Despí, la venta de la explotación de una de las fachadas de la Masia a la empresa MCM cuatro días después de las elecciones… sí, DESPUÉS. Queda claro, por lo tanto, que Laporta se ha bajado del burro de la crítica feroz al ser consciente de que él hizo tanto o más.

Share.

Leave A Reply