Fiatc superiorRadio marca header

Las claves del caso Piqué

0

Barcelona-s-Gerard-Pique-rubs-_54417540661_54115221154_600_396

Gerard Piqué se ha tomado un tiempo de reflexión antes de tomar un decisión en caliente sobre su futuro. La suplencia en el campo del Almería, tercer partido consecutivo en que Luis Enrique no contaba con él en el once inicial, fue un golpe duro e inesperado para el central azulgrana.

Entre otras cosas, porque uno de los hombres de confianza de Luis Enrique, el francés Mathieu, estaba lesionado. Aun así, Piqué repitió suplencia tras estar también en el banquillo en el Amsterdam Arena.

Eso le ha llevado a tomarse un plazo para reflexionar sobre su situación, como ha reconocido a MD su entorno. Primero le toca irse con la selección española (se incorpora hoy), donde espera disponer de minutos ante Bielorrusia y Alemania tras el espaldarazo público que le dio el pasado viernes Vicente del Bosque.

Después llegarán cuatro partidos decisivos para el Barça de forma casi consecutiva: el 22 de noviembre contra el Sevilla, el 25 contra el APOEL, el 30 contra el Valencia y el 7 de diciembre contra el Espanyol.

Esos partidos y el protagonismo que Luis Enrique le dé en ellos serán decisivos para Piqué, según admiten personas próximas al jugador. El futbolista considera que, dejando de lado situaciones como el episodio de las bombas fétidas o el del teléfono móvil en la Supercopa de Catalunya, su actitud y rendimiento en los entrenamientos está siendo muy buena.

De ahí que no entienda sus reiteradas suplencias. Básicamente porque no es sólo lo de los partidos ante Celta, Ajax y Almería, sino que también se quedó fuera del equipo, por ejemplo, en el encuentro ante el Paris Saint-Germain y en el anterior ante el Granada.

El jugador habló con Luis Enrique y la conclusión fue que no había nada personal en la decisión del técnico, sino una mera cuestión deportiva. Eso está bien para Gerard, pero también deja entrever que a nivel deportivo no se cuenta demasiado con él. Por eso, de lo que juegue en los encuentros ante Sevilla, Valencia, APOEL y Espanyol dependerá en gran medida la decisión que tome de cara al futuro.

El jugador está renovadísimo, dado que amplió su contrato con el FC Barcelona hasta 2019 el pasado 20 de mayo, con el consiguiente incremento de su ficha.

Sin embargo, su prioridad es jugar y si en el Barça no ve un horizonte claro a las órdenes de Luis Enrique no descarta buscar ese protagonismo en el extranjero. El fútbol inglés es donde tiene mejor cartel, dado que jugó en el Manchester United.

En cualquier caso, a día de hoy la decisión no está tomada sino que está en ‘stand-by’. Ni su familia ni su agente, Arturo Canales, quieren que haya más ruido alrededor de Gerard. Eso sí, el jugador lo tiene claro: si Luis Enrique no cuenta con él no se quedará de brazos cruzados en el ostracismo.

PUYOL LE HA TRANQUILIZADO

Carles-Puyol-y-Gerard-Pique-ho_54355883994_54115221154_600_396

Uno de los grandes apoyos de Gerard Piqué en el vestuario cuando regresó al Barça en 2009 fue Carles Puyol. El entonces capitán azulgrana vio en el ex del United a un perfecto compañero de viaje, a un gran futbolista a la vez que un tipo extrovertido y capaz de generar buen ambiente. Por eso le ayudó todo lo que pudo.

Allí nació una gran amistad que dura hasta nuestros días. La diferencia es que ahora Puyol ya no es el capitán del equipo sino el adjunto de Andoni Zubizarreta en la dirección deportiva. Además, ‘Puyi’ también es amigo personal de Luis Enrique, el hombre que está dejando en el banquillo a Piqué.

El caso es que Puyol ha tranquilizado a su amigo Gerard en el sentido de asegurarle que el técnico no tiene nada personal contra él. Es decir, que se trata de una decisión meramente deportiva y que no hay nada más detrás de las últimas decisiones del entrenador.

Ese mismo mensaje recibió Arturo Canales, agente del central, cuando antes del partido ante el Celta se puso en contacto con la dirección deportiva, comandada por Andoni Zubizarreta.

Canales no fue a hablar especialmente de este tema con los responsables de la dirección deportiva, pero ya que les tenía que ver, y dado que ante el Celta Piqué había quedado fuera de la lista, se habló del tema. También le tranquilizaron.

En el fondo, mensajes tranquilizadores que no tuvieron refrendo en el partido de Almería, donde Luis Enrique dejó claro con sus decisiones que, al menos este fin de semana, Piqué estaba en su orden de preferencias por detrás de Javier Mascherano y Marc Bartra. De ahí la enorme sorpresa del jugador y su entorno.

Después llegó el encuentro casual con Pep Guardiola, cargado de morbo por la situación de Piqué en el Barça pero que fue casual. Es más, la gente que conoce bien a Piqué y que trata con él tiene claro que, si decidiese irse del Barça, su destino no sería la Bundesliga sino la Premier League, donde hay grandes clubs con mucho dinero.

____

Fuente: www.mundodeportivo.com

Share.

Leave A Reply