Fiatc superiorRadio marca header

Lío de centrales en el Barça

0

La derrota en el Ciutat de València ha vuelto a dejar al descubierto un problema crónico en la zaga azulgrana: los centrales. Ni Vermaelen (perseguido por las lesiones) ni Yerry Mina (cuya adaptación acumula ya muchas dudas) ofrecen garantías de cara al próximo curso. Y Umtiti pide que se le revise el contrato… Urgen refuerzos.

El viejo debate del central sigue más vigente que nunca, especialmente después del varapalo en el Ciutat de València (5-4), donde la pareja de centrales, Yerry Mina y Thomas Vermaelen, no estuvieron precisamente acertados sino todo lo contrario.

El FC Barcelona entiende que debe reforzar esta posición de cara a la próxima temporada y de hecho ya han salido varios nombres como futuribles, uno de ellos el central francés del Sevilla Clément Lenglet, que estaría deshojando la margarita dado que su prioridad, a su edad (22 años), es la de tener minutos para seguir creciendo como futbolista y profesional. El jugador ha asegurado que “no sé si seguiré o no en el Sevilla”.

Por ahora, los centrales de la próxima temporada serán Piqué (con contrato hasta 2022, renovó el pasado mes de enero) y Umtiti (del que se espera acabe aceptando la actualización del nuevo contrato). Las otras dos plazas están abiertas a nuevas llegadas en el mercado veraniego, aunque antes deberán concretarse las salidas.

Umtiti

Titular indiscutible juntó a Piqué, la continuidad del central galo es una de las prioridades inmediatas del área deportiva del FC Barcelona. Por rendimiento, compromiso y adaptación al juego y al vestuario. Con importantes ofertas de equipos punteros de la Premier League, el francés, con contrato hasta junio de 2021 y una cláusula de 60 millones de euros, está tentado por suculentas ofertas económicas.

Es, por esta razón, que ha pedido una actualización de su contrato después de dos temporadas a un alto nivel en el que se ha asentado desde su llegada y ha conquistado cuatro títulos (una Liga, dos Copas y una Supercopa de España). El Barça, que quiere resolver este caso con carácter de urgencia (antes de que el jugador se vaya concentrado con su selección para preparar el Mundial de Rusia), entiende que Umtiti se ha hecho acreedor de la actualización que reclama, aunque entiende también que sus pretensiones, en la segunda temporada en la entidad, son algo prematuras.

De todas formas, el Barça es consciente de que la cláusula de salida del jugador está desfasada tras las cifras que se han alcanzado en los últimos fichajes de jugadores que ocupan esta demarcación y ofrecerá en breve una mejora a Umtiti para que sigua vinculado a la disciplina azulgrana. El jugador valora el movimiento y dará prioridad a la oferta del Barça, incluso no llegando a las cantidades que le han hecho llegar desde Inglaterra. De hecho, ya ha dado señales en este sentido cuando ha tenido la oportunidad de hacerlo, como cuando participó en un gol contra la Roma en el Camp Nou.

El FC Barcelona quiere que Umtiti siga y Umtiti, si se le mejoran las actuales condiciones, quiere seguir en el Barça. Ambas partes quieren entenderse y todo apunta que el acuerdo será una realidad en los próximos días.

Vermaelen

El FC Barcelona ha agotado su paciencia con el belga, de 32 años. Pese a tener un año más de contrato, hasta junio de 2019, su futuro está lejos del Camp Nou después de cuatro temporadas como azulgrana (una de ellas cedido a la Roma). La enésima lesión de Vermaelen en el Ciutat de València ha colmado ya la paciencia de la entidad azulgrana, que sabe que el futuro no pasa por el internacional belga, aunque esta temporada ha respondido a un buen nivel cuando ocupó el centro de la zaga por la lesión de Umtiti.

Vermaelen, que llegó en el verano de 2014 y solo jugó un partido oficial en su primer curso como azulgrana (el último, ante el Deportivo), fichó procedente del Arsenal y, esta temporada se ha perdido nueve partidos por lesión, que con el de la Real Sociedad serán diez. Contra el Levante sufrió una lesión muscular en el bíceps femoral del muslo derecho, contratiempo, de todas formas, que no le impedirá viajar con su selección al Mundial de Rusia.

En las cuatro campañas en el FC Barcelona, Vermaelen solo ha jugado 41 partidos oficiales (2.846 minutos), a una media por temporada de 10,2 partidos y 711,5 minutos. Un rendimiento muy por debajo de las expectativas.

Yerry Mina

El futuro del central colombiano no está en el Camp Nou. Por lo menos, no a corto plazo. La idea del FC Barcelona es ceder a Yerry Mina la próxima temporada a un equipo de la Liga española que juegue con defensa de cuatro para que vaya adquiriendo experiencia. El área deportiva azulgrana entiende que el jugador, de 23 años, tiene recorrido en la entidad pero no ahora, que se requiere ante todo rendimiento inmediato.

Yerry Mina firmó por el Barça en el mercado de invierno procedente del Palmeiras. Su traspaso se cifró en 11,8 millones de euros y firmó para lo que restaba de esta temporada (2017-18) y otras cinco más (hasta junio de 2023), siendo su cláusula de 100 millones de euros. El jugador, que llegó antes de lo previsto por la marcha de Javier Mascherano al fútbol chino, apenas ha tenido oportunidades y las que ha gozado, no las ha aprovechado.

Especialmente desacertado estuvo el pasado domingo en el Ciutat de València, donde el Barça perdió el primer partido de Liga y dejó escapar la posibilidad de finalizar un campeonato de 38 jornadas sin perder. Hasta las oficinas del Barça han llegado ya varias ofertas por hacerse con los servicios del internacional ‘cafetero’, que este verano participará en el Mundial de Rusia. El futuro inmediato de Yerry Mina se decidirá después del Mundial. Como azulgrana ha jugado cinco partidos (cuatro de Liga –480 minutos– y uno de Copa –7 minutos–).

 

Share.

Leave A Reply