Fiatc superiorRadio marca header

Luis Enrique pide reforzar el centro del campo del Barça

0

pogba-gundogan-kondogbia-interesan-barca-1434398954923

Luis Enrique pactó tener un papel determinante en la planificación de fichajes para aceptar la renovación y el técnico se ha puesto manos a la obra. Antes de irse de vacaciones, el entrenador azulgrana autorizó la contratación de Aleix Vidal, que tendrá minutos como lateral e interior, y solo pidió una contratación más. Quiere a un centrocampista organizador para el mes de enero que sea capaz de suplir el papel de Xavi con ciertas garantías. El principal candidato era Gündogan, pero los técnicos congelaron la operación porque hay varias alternativas y no quieren precipitarse. Para el 2016, Luis Enrique está de acuerdo en incorporar músculo y calidad a la zona media y está entusiasmado con la posibilidad de incorporar a Pogba (Juventus), aunque deslizó el nombre de Kondogbia (Mónaco) por su fuera imposible atar la incorporación del primero.

La planificación deportiva de futuro está muy clara y tendrá el sello de Luis Enrique. De hecho, el técnico se negó a participar de las reuniones de la comisión técnica del Barça hasta después de la final de la Champions y exigió una mayor profesionalización de la estructura deportiva. Josep Maria Bartomeu recogió el guante y le aseguró el fichaje de un director deportivo como parapeto a todas las decisiones y le dejó claro que el técnico tendrá la decisión final en las altas y bajas a partir de ahora. Lo controlará todo. Desde el primer equipo hasta el filial.

Luis Enrique quería solventar primero la posición de lateral derecho y no aceptó ninguna de las propuestas de la comisión técnica. Pidió directamente a Aleix Vidal y le ficharon. Y también dio el OK a la renovación de Dani Alves. Con esa posición solventada, el técnico demandó solo un último esfuerzo. Se trataría de encontrar a un mediocentro con buen toque de balón para que esté disponible en enero. Un futbolista que esté bregado ya en el fútbol internacional y que su contratación no suponga un desembolso demasiado alto. Esta demanda no tiene nada que ver con la posibilidad de fichar a Pogba en verano de 2016.

El Barça conocía el deseo de Luis Enrique y negoció el fichaje de Gündogan que, incluso, llegó a pasar revisión médica. Estaba todo atado, pero Luis Enrique pidió tiempo para tomar una decisión definitiva porque la inversión es alta y hay otras opciones encima de la mesa. Gündogan sigue con posibilidades, pero no le firmarán hasta después de las elecciones y es más que probable que no lo hagan hasta el mismo enero de 2016 cuando le queden seis meses de contrato con el Borussia Dortmund. La incógnita es saber si el futbolista alemán esperará o aceptará alguna de las ofertas que tiene desde hace tiempo. En todo caso, el Barça tiene avanzados contactos con dos futbolistas de la Premier que gustan a Luis Enrique y que podrían llegar a un precio razonable. El objetivo es que este fichaje sea de rendimiento inmediato y ayude al equipo a competir a partir de enero, justo en el momento en que se decidirán todas las competiciones.

De forma paralela, Luis Enrique también ha autorizado -y con cierto entusiasmo- la contratación de Pogba. El entrenador azulgrana cree que el francés es uno de los pocos jugadores que mejorarían en mucho la actual plantilla, pero también entiende que el Barça tiene complicado ficharle por los precios que se barajan y por la puja de equipos muy potentes. Por eso, los técnicos consideran que el también francés Kondogbia podría ser una alternativa válida. El actual futbolista del Mónaco ha crecido mucho y tuvo un paso destacado por la Liga española con el Sevilla. Su incorporación ronda los 25 millones de euros y aportaría músculo y calidad a la zona media. Tiene el OK de los técnicos a pesar de que no se trataría de una incorporación estratégica como sería el caso de Pogba.

Y es que Pogba encanta a los técnicos. Y no solo por verle en directo en la final de la Champions sino porque ha tenido una evolución que le encamina a ser el mejor centrocampista del mundo. Luis Enrique y su entorno han analizado mucho a Pogba y tienen muy claro que se adaptaría a la perfección al equipo azulgrana. Quieren que juegue como interior derecho o izquierdo dependiendo de las características del rival y podría dar un nuevo impulso a la idea de juego del entrenador.

Pogba aportaría fuerza y contundencia y también registros ofensivos diferentes, aunque no podría vestir de azulgrana hasta verano del 2016.

Luis Enrique está muy satisfecho de la plantilla y no tiene dudas que la próxima temporada -con los retoques en el lateral derecho y en el centro del campo- el equipo puede evolucionar mucho más. No quiere refuerzos arriba y tampoco ha pedido la incorporación de un central a pesar de que Bartra puede irse. Confía muchísimo en Vermaelen, al que avaló el pasado verano, y en el resto de defensas. Solo ficharían atrás si hubiese un percance inesperado.

____

Fuente: www.sport.es

Share.

Leave A Reply