Fiatc superiorRadio marca header

Más margen de maniobra para Roura

0

El director adjunto del diario Sport, Joan Maria Batlle, empezó su participación en La Ronda de anoche confirmando el partido trampa que era para el Barça la visita al Bernabeu el pasado sábado: si ganaban, el Madrid se habría podido escudar en haber sacado ale quipo B y en dar la liga por perdida; si perdían, como así fue, el Madrid saldría muy reforzado por ganar incluso con los menos buenos. Y así fue. Un discurso manipulado que tampoco debe tapar la realidad y los problemas que corren por nuestra casa, y es que el barça volvió a perder y volvió a dar muy mala imagen. Una imagen de impotencia física y mental que ni el penalti de Adriano hubiera podido tapar.

Y es que, más allá de los puntos, se trataba de un partido que debía ganar a toda costa para rearmar al equipo de cara al decisivo encuentro europeo de la próxima semana. Preguntado por si los blaugranas volvieron a salir al campo demasiado excitados y sin pensar en que el necesitado de goles y puntos era el rival, Batlle no estuvo de acuerdo con esa lectura y aseguró que la imagen dada contra merengues e italianos las semanas anteriores obligaba a los culés a hacer un buen partido. Ganando o no, pero dando buena imagen y mostrando unos síntomas de recuperación que no se produjeron.

Batlle discrepó con la lectura que alguien hizo del Clásico según la cual Barça y Madrid ya estaban contentos con el empate e intentaron agredirse (futbolísticamente hablando) lo menos posible. El periodista consideró que los cambios efectuados por el técnico luso a medida que avanzaba el partido demostraron que Mou no se conformaba con el empate sino que, tanteando al rival primero y viendo sus carencias luego, introdujo modificaciones con el objetivo de sacar los tres puntos. Y así fue.

Preguntado por si es el estado anímico y psicológico lo que más está golpeando al equipo en estos días, Batlle también entendió la existencia de errores de concentración y meramente futbolísticos. Sin ir más lejos, el gol de córner de Ramos supone el tercer gol de cabeza y de corner de los blancos al Barça en los últimos Clásicos. Y nadie del vestuario blaugrana se atreverá a salir a decir que no están avisados del peligro que suponen los madridistas por alto y en las jugadas de balón parado…  En definitiva, una mezcla de lo físico y lo psicológico pero también de concentración y aspectos meramente futbolísticos.

El contertulio estuvo con la mayoría cuando se opinó que Roura debería tener más margen de maniobra y de autosuficiencia del que tiene ahora mismo y agradeció las imágenes de Cuatro sobre las llamadas de Tito al banquillo del Barça, pues éstas reflejan la confusión que se crea a veces entre unos y otros y lo perjudicial que eso puede acabar siendo para el equipo. Que Tito planifique la semana y hasta decida las alineaciones si quiere, pero una vez empieza el partido que sea Roura quien haga y deshaga desde su posición privilegiada a pie de campo y con las sensaciones que le transmita el equipo.

Share.

Leave A Reply