Fiatc superiorRadio marca header

Match ball a la pandemia

0

El tenis profesional en nuestro país ha sido de los primeros en volver a la (semi) normalidad con la reciente celebración de los torneos Open Banc Sabadell en Barcelona y el Mutua Madrid Open en Madrid.

Hito importante en cada paso que se da para la vuelta a una vida deportiva que tanto se añora, aunque no pueda decirse lo mismo de la vida económica que vivían antes de la pandemia. Y más aún el Mutua Open de Madrid, generando un negocio 2,5 veces mayor al de la ciudad Condal.

El torneo madrileño tiene, en situación previa a la pandemia, un impacto en la ciudad de 75,5 millones de euros, mientras que el torneo barcelonés tiene un impacto por debajo de los 31 millones. Cifras lógicas si tenemos en cuenta que uno es un ATP World Tour Masters 1000 y el otro es un ATP World Tour 250; es decir, algo tan sencillo como el nivel de premios que se reparten y el consiguiente atractivo para engrosar el nivel del cartel de jugadores.

Pero volviendo el reciente terminado Mutua Open Madrid, habrán encontrado a faltar la media de 250.000 espectadores que visitan sus instalaciones en una situación normal (por algo más de 97.000 en el Open Banc Sabadell).

Y como en las finanzas encontrar el equilibrio ante la pérdida de ingresos es tan fácil como reducir los costes hasta ese deseado break even, hay una opción idónea que es reducir el valor de los premios monetarios (el montante total de premios se ha reducido un 60% en el torneo de Madrid, respecto a su última edición en 2019). Y para el campeón por encima del 70%, pasando de 1,35 millones de euros en 2019 a los 315.160 euros que se ha llevado Alexander Zverev de vuelta a casa.

Ya vendrán tiempos mejores, aunque en los momentos de normalidad es nuestro querido Rafa Nadal el acapara todos los premios.

Share.

Leave A Reply