Fiatc superiorRadio marca header

Messi, más D10s que nunca

0

El periodista de Onda Cero Victor Lozano empezó su Ronda de anoche dándole la razón a Mario Ruiz en la interpretación que el contertulio hizo de la (muy desacertada) crítica de Benedito al fichaje de Arda Turan por parte de la Gestora. Lozano habló de un ataque muy duro, por momentos excesivo, y coincidió en señalar la errónea estrategia tomada por el candidato en este asunto. No sólo por su crítica a la Junta Gestora sino por la manera de hablar de Luis Enrique, negando que fuera petición suya (cuando se sabe que sí lo es) y asegurando que, en caso de serlo, tampoco se debe fichar a todo lo que sea petición del entrenador. Un entrenador que te ha dado el triplete y que a cambio sólo te pide reforzar el lateral y el centro del campo con dos futbolistas… ¿¡y se los vas a negar!? ¿¡Estamos locos!? No obstante, el colaborador creyó que Agustí se dio cuenta de su error y, preguntado por el mismo tema en otros momentos del día, sus respuestas fueron más pausadas y menos violentas. ¿Llega tarde la rectificación? Eso, será el socio quien lo decida…

Un Benedito que volvió a patinar en el supuesto jugador que desea que ocupe el puesto de Turan: Marco Verratti. Y es que el candidato no sólo le dice al riquísimo dueño del PSG que quiere/necesita a una de sus estrellas, sino que reconoce que a día de hoy sacar al italiano del conjunto parisino es, literalmente y en palabras de Benedito, “imposible”. ¿Qué clase de estrategia es esta? ¿Descartarás al que ya tienes para intentar fichar a un jugador que sabes de antemano que ni te lo van a vender ni el futbolista hará ningún gesto a tu favor porque ya está a gusto en el PSG? Desde luego, Agustí tuvo días mejores que el de ayer…

En lo único que estuvo de acuerdo Lozano con el candidato barcelonista fue en la interpretación de la extralimitación de sus funciones por parte de la Junta Gestora. El periodista le dio la razón a Benedito en este tema e incluso en la crítica al contrato de devolución que se le ha hecho para que pueda volver al Atlético si así lo desea. ¿Qué es esto de hacer pagar a un presidente entrante 3,4 millones de euros por no querer a un jugador que tú has fichado? En opinión del colaborador, si el entrenador lo quiere y la opinión pública está de acuerdo en su incorporación, pues o se le deja atado para que lo oficialice el nuevo presidente o se le ficha al 100% asumiendo los riesgos de la operación… Pero nada de devoluciones ni de penalizaciones económicas que deberán pagar los futuros inquilinos de la presidencia. O se va o no se va, pero ir a medias… no.

Debatiendo la figura de otro de los candidatos, Toni Freixa, Lozano volvió a coincidir con la lectura que hizo Mario Ruiz del triángulo Laporta-Benedito-Freixa y consideró además que lo de Freixa era un proyecto destinado al fracaso. ¿Cómo se puede estar criticando cosas de una junta de la que él mismo lleva años formando parte y que no abandonó hasta hace apenas unas semanas? ¿Cómo puede hacerse suyos los éxitos deportivos por el mero hecho de formar parte de esas juntas, y desvincularse totalmente de los errores cuando él estaba ahí y podría haberlo evitado o por lo menos dimitir si no estaba de acuerdo con la forma en que se hacían las cosas? Es algo que no tiene ni pies ni cabeza.

En su “Me excita, me cabrea”, Lozano se excitó con el fichaje de un Arda Turan que al periodista le ilusiona muchísimo, con la situación que vive el Madrid y el madridismo con las situaciones de Casillas y Ramos, y con el hecho de estar a menos de una semana de la nueva temporada y del retorno del “triplete team”. Por el contrario, el periodista se cabreó con el maltrato de los argentinos a Leo Messi, con el de algunos españoles con Marc Gasol por su renuncia a jugar el Europeo de baloncesto y con la demagogia electoral de algunos candidatos a los que les vale todo con tal de criticar a sus rivales en las urnas.

Sobre la situación de Messi con su selección y las críticas recibidas en su país, Lozano alucinó con el poco paladar futbolístico de un país que supuestamente entiende de esto y esperó que Leo cumpla con lo que lleva pensando en los últimos días y decida no acudir a los próximos compromisos de la albiceleste. Que así se den cuenta en su maldito país que lo que falla de Argentina son las estructuras, los técnicos y hasta algunos futbolistas que no tienen la talla para jugar en una selección tan histórica. Pueden fallar muchas cosas, pero no Messi. Ah, y ya que estamos y si a Leo le coge una rabieta, que deje de atender tanto y tan bien a los medios de su país, esos que a la mínima le atizan y hasta insultan, y que dedique un poco más de tiempo a la prensa catalana, la que está junto a él todo el año y la que siempre le ha mostrado todo el afecto y cariño que ha necesitado. ¿Es eso pedir un imposible?

Share.

Leave A Reply