Fiatc superiorRadio marca header

Midiendo los esfuerzos

0

El ex jugador del FC Barcelona Miquel Corominas empezó su participación en La Ronda de ayer haciendo referencia al partido frente al Zaragoza y el tono general del equipo este año. Para el contertulio, desde el club se están midiendo muy bien los esfuerzos debido a la cantidad de partidos del calendario y conocedores de lo que sucedió el año pasado, donde se llegó al tramo final de competición agotados. Por ello, el sábado se jugó al ritmo pausado que marcó Xavi, con Messi ejecutando como siempre. Esa necesidad de minimizar los esfuerzos deben entenderla los aficionados, pues Corominas estuvo en el estadio y se asombró al ver a gente no entender que el equipo jugara en una marcha menor a la considerada óptima.

Preguntado sobre una supuesta dependencia de Messi en el equipo, el colaborador destacó la normalidad en depender de un jugador único pero matizó que algunos se equivocan al centrar el discurso sólo en Leo, pues existen otros futbolistas en el equipo, especialmente los de la zona de creación, cuyas bajas también se hacen notar y mucho. Para el ex jugador, existen unas sintonías y sinergias en ese centro del campo que cualquier ausencia priva al equipo de jugar como de costumbre.

Echando un ojo al calendario y considerando un posible pinchazo del Madrid frente al Atlético como definitivo en la pelea por la Liga, Corominas pidió ir paso a paso y recordó que este fin de semana el Barça se mide al difícil Levante viniendo de una jornada europea que suele complicar la preparación del encuentro doméstico. Del mismo modo, tampoco le será fácil el partido al Madrid frente al Betis, un equipo que viene de hacerlo muy bien a excepción de la amplia derrota frente al Sevilla en la última jornada. En cualquier caso, resulta obvio pensar que si llega el derbi madrileño estando a 8 puntos y dejan escapar alguno más, los enfrentamientos directos entre Barça y Madrid sí podrán dictar sentencia si uno de ellos cae del lado blaugrana.

En cuanto al partido de esta noche, el colaborador recordó los malos antecedentes de los culés en Rusia, donde cuentan los resultados por empate, y aseguró que el peor rival del futbolista y de cualquier deportista en general es el frío y el viento, condiciones climáticas que son de esperar para el día de hoy. A pesar de ello, la posibilidad de finiquitar el pase a octavos y “aparcar” las preocupaciones europeas hasta febrero deberían ser suficiente aliciente para que los hombres de Tito salgan a por todas y vuelvan a Barcelona con el resultado necesario.

 

Share.

Leave A Reply