Fiatc superiorRadio marca header

Misma situación, distinta actitud

0

El periodista ‘mourinhista’ abrió su turno de palabra en el debate de ayer lamentando los resultados desastrosos en Europa tanto de Barça como de Madrid. No obstante, aseguró que lo hecho, hecho está, y que ante el futuro inmediato ve dos reacciones muy distintas: las tristes y apesadumbradas del barcelonismo y las eufóricas y convencidas de remontar del madridismo. Lejos de aceptar que esto se trata de la manera de ser tradicional de una y otra afición, aseguró que es consecuencia de sus respectivos entrenadores y de sus comparecencias ante la prensa tras el partido. Mientras Roura era todo abatimiento y resignación, Mourinho apelaba al Bernabéu y a 90 minutos en los que todo es posible.

El contertulio no perdió de vista el hecho de que el Madrid no haya podido ganarle ni una sola vez al Borussia en los tres encuentros disputados esta temporada y lamentó, a pesar de las esperanzas de remontada, haberse encontrado con uno de los pocos equipos que parecen tenerle la medida tomada a los blancos.

Sobre las risas y burlas de ciertos personajes de la Caverna y la manera en que tuvieron que “envainársela” 24 horas después, Pérez Mojica estuvo con Albert Lesan en denunciar esas conductas por el bien del periodismo y el triunfo del sentido común, pero recordó que él no está en ese grupo y que quería ver avanzar al Barça hacia la final, de modo que desde Barcelona  no se debería caer en la trampa de reírse ahora de los madridistas. Eso sería caer en el mismo error que cayeron esos contertulios y opinadores.

En cuanto al momento en el que el FC Barcelona debe ganar la liga, el colaborador estuvo de acuerdo en que mucho mejor con un triunfo en casa que a domicilio (teniendo que celebrar el éxito en el vuelo de retorno a Barcelona) pero consideró que si la gente quiere cantar el alirón el próximo fin de semana y no éste es porque se celebrará el título de Liga apenas cuatro días después de sentenciar la muerte deportiva en Europa y eso minimizará los daños de esa decepción.

Debatiendo el futuro de Tito Vilanova, Pérez Mojica dejó caer (aunque sin pronunciarse de manera explícita) que el técnico del Barça no debería seguir tras el varapalo de la semana pasada y, aunque en unas condiciones y situación claramente distintas a las de Mourinho, lo comparó con la situación del luso: un entrenador que viene de ganar Copa y Liga y cuyo siguiente objetivo era la Champions, trofeo que si no gana (y está difícil que lo haga) merecerá la destitución por parte de Florentino y el relevo con un nuevo entrenador del gusto del presidente.

Un argumento aparentemente inválido si se tienen en cuenta las circunstancias propias del caso de Vilanova: llevar un solo año en el Barça, tener la confianza de todo el mundo, haber superado lo que ha superado, lograr arrebatarle a Mourinho el trono de equipo campeón de España (el cual solo le ha durado un año)…

Share.

Leave A Reply