Fiatc superiorRadio marca header

Peleando por su parte del pastel

0

El gente FIFA de futbolistas Jordi Alburquerque empezó su Ronda de anoche lamentando las informaciones que apuntan a que Víctor Valdés quiere abandonar el FC Barcelona gratis y recordó que los contratos están para algo, quedándole al guardameta un año más de compromiso con el club que le paga. El contertulio aseguró que la situación se debe a los malos cálculos hechos desde el lado de Valdés, que esperaba encontrar buenas ofertas y rápido pero que ha chocado con los problemas financieros de la mayoría de equipos: Víctor tiene una ficha altísima como blaugrana pero espera incluso mejorarla con el nuevo contrato, de modo que los pretendientes se encuentran con la imposibilidad de repartir tanto dinero a Barça y Valdés. Ese ha de ser el motivo por el que el portero intenta que los servicios prestados todos estos años sirvan para poder salir gratis, algo que el club no debería tolerar. Se trata de encontrar un punto de equilibrio entre las exigencias de todas las partes.

De todas formas, Jordi aseguró que esta situación se podía intuir desde el momento en el que Valdés o su entorno hicieron las cosas rematadamente mal y anunciaron su no renovación del contrato a destiempo y usando una supuesta filtración de un periodista para luego salir ellos a explicarse con un escueto e impersonal comunicado a una agencia de noticias. Estas no son las formas y Valdés lo sabe. Y lo peor, obligando al club a mover ficha rápido y con la posibilidad de errar en la elección de nuevo guardameta. Sin ir más lejos, Alburquerque consideró que Ter Stegen (el aparente favorito en todos los medios) tiene un futuro prometedor pero un presente que aún se debe trabajar, no viéndole preparado para asumir la titularidad en el Barça.

Sobre las palabras de Messi en relación a Neymar durante su estancia en Doha, el contertulio aseguró no estar de acuerdo con Pérez Mojica en las formas pero sí en el fondo. Es decir, coincidió en que Messi dio el visto bueno a la llegada del brasileño pero, a diferencia del periodista ‘mourinhista’, no solo no lo criticó sino que lo entendió como algo normal dentro de un equipo en el que se cuenta con la máxima figura del fútbol mundial y en el que se pretende introducir a otra estrella mediática. Ha pasado con Messi y el Barça, pero también con otros equipos y en otros deportes a lo largo de la historia.

En cuanto a las negociaciones por el brasileño, Alburquerque reconoció que el problema del asunto es la gran cantidad de gente metida en la operación: el Santos, la empresa DIS, el grupo Teisa, el padre del jugador y hasta un grupo de intermediarios entre los que se encuentra el agente que hizo el ruinoso negocio para el Barça de fichar a Henrique y Keirrison. Unas partes que cada día sale una de ellas con nuevas exigencias o matices por hacer y motivo de la demora en las negociaciones. No obstante, el agente de futbolistas coincidió con el resto de la mesa en que su llegada será un hecho. Falta saber a qué precio.

Pudiendo elegir un jugador por línea, sin tener en cuenta el dinero ni las pretensiones del club, las elecciones de Jordi serían: Courtois (Atlético de Madrid); Javi Martínez (Bayern de Munich); Marco Reus (Borussia Dortmund); Lewandowski (Borussia Dortmund).

Finalmente, el colaborador lamentó el revuelo generado por la acción publicitaria de vestir la estatua de Colón con la camiseta blaugrana y consideró que los ofendidos tienen la piel demasiado fina, recordando además que los 94 mil euros más IVA que entrarán en las arcas del ayuntamiento debería ser motivo de alegría y no enfado.

Share.

Leave A Reply