Fiatc superiorRadio marca header

Quemado con la situación

0

El empresario deportivo Enric Flix empezó su participación en la tertulia de ayer tratando de tomar la dolorosa derrota con filosofía y asegurando que hay una lectura irónica de lo sucedido: que el Barça se dejó ganar para cargar de confianza a los blancos de cara al partido de Old Trafford y que allí los ingleses les pinten la cara privándoles de los espacios y facilidades que sí permitieron los barcelonistas.

Tras esta versión irónica llegó la realista: una vacilada absoluta del Madrid al FC Barcelona y una victoria sin apelativos, sin excusas y, lo más importante y preocupante para el Barça, sin juego duro. Tan superiores fueron que el socio empezó a abandonar el campo a falta de 20 minutos de terminar el partido, tras el cabezazo de Varane que suponía el 0 a 3. En ese aspecto, Flix quiso felicitar a los que se quedaron y aplaudieron al equipo, pues también se debe estar al lado de tu equipo en los momentos jodidos.

Sobre el porqué de lo sucedido en Copa, el contertulio estuvo con Albert Lesan en que el FC Barcelona salió al campo clasificado como finalista y no supo gestionar esa situación, pues atacó como esperaba al Madrid y dejó la defensa tan despoblada como quería el Madrid. No obstante, Flix recordó que jugando de esta manera también se le ha ganado (y bien) al Madrid y a otros equipos competitivos y de carácter defensivo, por lo que tropiezos como los de San Siro y el Camp Nou demuestran que, como dijo Iniesta, cuando las cosas no salen bien es porque algo falla. Cuidado.

Analizando si el estado físico puede ser uno de los motivos del bajón en el rendimiento de los jugadores, el colaborador estuvo convencido de que es así y no tuvo ningún problema en señalar a uno de ellos en particular: Cesc. El de Arenys lleva muchos partidos desaparecido y a día de hoy no está para jugar, como no lo estaba Piqué el año pasado y Guardiola no dudó en apartarlo del campo hasta que no recobrara el tono. Un Cesc que, además, juega en una posición clave en la que se piden goles y para la que resulta inviable tener a un futbolista fuera de forma o que no da la talla en partidos importantes. Además, Flix recordó algo muy obvio pero que a veces se olvida: dar minutos a un jugador que no los merece ni responde supone quitárselos a otros que sí están frescos, con ganas y que seguramente aporten más que el supuesto titular.

Cuando salió a debate Jordi Roura y la posición en la que queda ahora con el equipo en este estado y Tito haciendo lo posible desde Nueva York, Flix no tuvo problemas en asegurar que el técnico catalán no da la talla para un buque insignia como es el FC Barcelona y se desmarcó del ventajismo de algunos recordando que ya había dicho lo mismo hace meses, cuando se le preguntó por el tema y consideró que Roura podía ser un buen segundo entrenador pero de nivel de Segunda División si se trata de comandar la nave. Arranz le recordó que Roura no es el culpable de nada y que, supuestamente, Tito está como responsable detrás de cada alineación y de cada decisión técnica o cambio durante los partidos, a lo que Flix le contestó que, siendo esto así, el trabajo real se hace entre semana y allí es donde no está Tito.

Share.

Leave A Reply