Fiatc superiorRadio marca header

Remontada estéril

0

El FC Barcelona ha vencido (4-2) en el último partido de Liga en el Camp Nou frente al Eibar, resultado que no ha servido para alzarse como campeón de Liga, ya que el Real Madrid ha ganado 0-2 en la Rosaleda frente al Málaga y ha sido el que ha conseguido el título liguero, después de 5 años sin hacerlo. El conjunto azulgrana ha tenido que remar en un partido marcado por las imprecisiones y el ‘poco’ acierto, teniendo en cuenta las numerosas ocasiones que han tenido los hombres de Luis Enrique. Takashi Inui ha marcado el doblete para el Eibar y Leo Messi por partido doble, Luis Suárez y Juncà en propia porteria han sido los goles azulgranas.

El FC Barcelona se ha mostrado irregular en una liga marcada por partidos perdidos inexplicable y errores arbitrales que han condicionado el campeonato, aún así el equipo azulgrana se ha encontrado con dificultades para superar al Eibar que con poco ha sacado mucho petróleo con apenas tres o máximo cuatro llegadas a la portería de Ter Stegen, con el acierto de 2 goles en dos buenos remates de Inui. El inicio de partido ha ido marcado por la ansiedad de marcar y la asfixia y sufrimiento de un Eibar peleón que ha tratado de hacer su partido.

La presión alta del Eibar, que inició el encuentro sin dejar muchos espacios al Barça en su parcela, dificultaba la salida de balón y dio resultado en forma de gol a los seis minutos de partido. El futbolista nipón Inui remató de primeras un centro al segundo palo de Ander Capa desde el perfil derecho del terreno de juego (0-1). Fue en ese momento cuando el equipo guipuzcoano se dedicó a encerrarse y neutralizar el dominio azulgrana, intentando evitar conceder espacios.

Aún así, en el minuto 8 de partido, Luis Suárez iniciaba su negativa de cara a gol fallando ocasiones claras de mano a mano con Yoel. Se quedó solo ante el meta Yoel tras un error de la defensa y, ante su salida, cruzó demasiado el balón.Más tarde se le anuló un gol por fuera de juego de Jordi Alba, autor de la asistencia, en el momento en el que Iniesta le lanzó el pase entre líneas. A diez minutos para terminar la primera parte, después de un sensacional pase de Iniesta, el ariete charrúa disparó en una situación calcada a su anterior fallo, pero Yoel inspirado envió la pelota a córner con los dedos.

El Barça tenía opciones de marcar, pero se le resistía y el miedo en el cuerpo llegaba cuando robaba el Eibar.De hecho,Peña tuvo el 0-2 en la última acción antes del descanso, pero disparó fuera incomprensiblemente tras un mal rechace de Ter Stegen.

Marlon volvió a ocupar el eje de la zaga, junto a Umtiti, después que Piqué no se haya recuperado a tiempo de sus problemas digestivos, a Messi le costó entrar en juego en la primera mitad y los que intentaban abrir espacios eran Iniesta y Neymar, pero el Eibar salvo algún despista se mostró sólido.

En la segunda mitad el Eibar inició avisando con un disparo de Inui que desviaba Ter Stegen, pero a partir de ese momento Neymar e Iniesta trataron de sorprender a Yoel que sacó a relucir sus reflejos, desbaratando cualquier acción azulgrana y eso que fue bombardeado. Inexplicable fue el error de Messi, después de que Luis Suárez se la sirviera en bandeja, pero el argentino se complicó y envió el balón fuera.

Otro jarro de agua fría llegó en el minuto 60 cuando el Barça intentaba empatar y se vio con el (0-2), Inui de nuevo aprovechaba un buen pase de Sergi Enrich para fusilar de primera para marcar el segundo del conjunto vasco y también su segundo gol en su cuenta particular. Poco duró el 0-2 ya que después de un chut de Neymar al palo, rebotó en Juncà que se marco en propia (1-2). En un partido anárquico se aprovechó y se vino arriba, y eso que Messi falló un penalti a pocos minutos después de anotar el primero. Aún así el Barça persistió y encontró premio Suárez empató con el Eibar (2-2) embotellado tras un cabezazo de Rakitic y, casi a continuación, Neymar forzó un segundo penalti. Esta vez Messi no falló, a pesar de que Yoel le volvió a adivinar la intención, aunque el disparo era muy potente. El propio argentino puso la guinda al pastel en el tiempo añadido con una magnífica acción individual para marcar el (4-2). 

El FC Barcelona finaliza segundo con 90 puntos esta Liga y Luis Enrique celebra su último triunfo en el Camp Nou como técnico. Ahora falta por disputar la final de la Copa del Rey el próximo sábado frente al Alavés en busca del título.

Share.

Leave A Reply