Fiatc superiorRadio marca header

Reunión para ver si el plan B encaja si falla Coutinho

0

El interés del FC Barcelona por Mesut Özil tiene una condición clara  compartida por los técnicos que deciden: se trata de una alternativa al número uno en la lista de preferencias, que sigue siendoPhilippe Coutinho. Pero la realidad no es como a uno le gustaría que fuese y, a día de hoy, lo cierto es que el Liverpool no está poniendo una alfombra roja para que el brasileño salga en el mercado de invierno con destino al FC Barcelona. Por tanto, y teniendo en cuenta la lección que dejó el último día de mercado en las oficinas del club azulgrana, donde se instaló la frustración tras no poder fichar ni al crack del Liverpool ni a Di María, se ha decidido tener un plan B a tiro. Y ese plan B no es otro que Mesut Özil.

Eso sí, que se trate de un plan alternatico, de una segunda opción a Coutinho . La versión más sesgada e interesada hace correr esa especie, cuando la realidad es que sobre Coutinho hay desde hace tiempo consenso, pero también lo hay sobre Özil como alternativa de calidad.

Por poner un ejemplo claro, el caso es que Robert Fernández no es contrario a una hipotética contratación de Özil. Para nada. Otra cosa es que el secretario técnico, que es quien se ha movido desde el principio para conseguir que el brasileño se comprometa con el Barça, desee explorar y llevar hasta el final el intento por ficharlo y no rendirse aún en noviembre. Algo que sería más cómodo pero que le dejaría en mal lugar ante el futbolista y con mal cuerpo porque considera honradamente que es la mejor opción. Pero eso no quiere decir que ‘raje’ de Özil. Al contrario, tanto él como Urbano, su ayudante de más peso, avalan la calidad del alemán (claramente de nivel Barça) y que su situación actual (a seis meses de acabar contrato) le convierte en el mejor candidato en cuanto a relación calidad-precio para reforzar al equipo. Pero su obligación es demandar un esfuerzo por Coutinho. En ello también están el CEO Òscar Grau y el mánager Pep Segura. Eso sí, la realidad es la que es y el Liverpool, por ahora, no vende.

Share.

Leave A Reply