Fiatc superiorRadio marca header

Sarabia: «He llegado aquí por ser cómo soy»

0

Eder Sarabia, mano derecha de Quique Setién en el Barça, ha charlado durante una hora con Jordi Saragossa, fotógrafo que está realizando estos días entrevistas distendidas a través de su canal de Instagram. El técnico blaugrana ha hablado de todo, de su relación con el Barça, de su afición al ciclismo, del coronavirus. También del episodio polémico en el que, desde la banda, se mostró beligerante con sus jugadores durante el pasado Clásico.

«Me acuerdo de un abrazo increíble con mi padre, nos pusimos a llorar», relata cuando piensa en el momento en el que le dijeron que formaría parte del cuerpo técnico del Barça. Y continúa diciendo: «Es una suerte que hemos tenido, es verdad que hemos trabajado mucho para tener estas oportunidades, pero hay que estar ahí en el momento, ahora toca aprovecharlo, trabajar a muerte y dar lo mejor de nosotros». Y recuerda que antes estuvo en otros equipos: «Hemos estado en Las Palmas y en el Betis y ahora hay que estar a la altura de lo que exige un club como este, que te exige ganar todos los días, ganar títulos y estar a la altura de estos jugadores y de la historia de este club».

En ese sentido, comenta que «el segundo o tercer día de estar aquí, estábamos comiendo, me paré y les dije a mis compañeros que, si algún día me quejo de algo, dadme un sopapo porque no tendría razón de ser. Del saber que somos unos privilegiados y tenemos que trabajar a muerte por esto, fui consciente el primer día en la Copa, cuando estábamos perdiendo y podíamos quedar eliminados. Ese pidía pensé que se nos quemaba el rancho».

LA POLÉMICA EN EL BANQUILLO

Del episodio que vivió en la banda, cuando se mostró beligerante con sus futbolistas durante el pasado Clásico, comentó que «soy muy apasionado y eso no creo que esté reñido con el hecho de fliparlo y sentirte un privilegiado y valorar cada día el hecho de estar con Leo, Gerard o Antoine». Es por ello que comenta que «hay que aprender de todo sin dejar de ser uno mismo, sin perder la esencia, como te decía antes, siendo naturales y siendo uno mismo  porque cuando vas llegando a los sitios es porque eres como tú has sido. Pero hay que aprender y no caer en la misma piedra dos veces».

Sarabia recuerda que «hasta hace no mucho estaba en el otro lugar, en el lugar de idolatrar muchísimo a estos futbolistas, me pasaba con Jonathan Viera, Valerón, ene l Betis con Joaquín, y me gustaba saber que pasaba dentro de un vestuario. Lo viví con mi padre, pero de muy pequeño, el fútbol es lo máximo». Y comenta que «ahí estamos, disfrutando y viviéndolo desde dentro, tratando de ser naturales y cercanos. Y que la gente también pueda ver cómo vivimos, cómo somos y cómo sentimos.

Sobre su filosofía en lo que respecta al fútbol, tiene claro el concepto ‘cruyffista’, acuñado por Rexach, que decía que «correr siempre ha sido de cobardes, la verdad. Lo que hay que hacer es correr bien y correr en el momento que hay que correr y a altas intensidades, que son las que marcan luego la diferencia». También cree que «al no ser un deporte tan físico, en el fútbol entra un condicionante, que es el rival». Es por ello que dice que «ese primer balón que tu toques, esas sensaciones que estés teniendo, hace que tu estado anímico sea mejor o sea peor.

Share.

Leave A Reply