Fiatc superiorRadio marca header

Señalan a Xabi Alonso y Arbeloa

0

Leo Messi acabó muy caliente el partido y tenía razones para ello. Sus tobillos podían ser utilizados como pruebas ante un juez. Los máximos responsables del cabreo que llevaba el argentino tienen nombre y apellidos: Xabi Alonso y Álvaro Arbeloa. Los dos se esforzaron al máximo para deslucir lo que fue una oda al fútbol entre dos equipazos que, con estilos opuestos, ofrecieron un espectáculo enorme.

Pero Messi no es el único al que le harta la actitud marrullera de los dos madridistas. De hecho, se trata de una opinión generalizada en la plantilla blaugrana y que viene de lejos. Dani Alves lo resumió ayer de forma bastante transparente: “Ya sabemos cómo funciona esto, cómo va todo. No hay nada qué hacer en ese aspecto”.

Y los hechos le dan la razón. Iker Casillas y Xavi Hernández hace tiempo que sellaron la paz y recuperaron su amistad. La relación del guardameta con el resto de los internacionales españoles que juegan en el Barça también vuelve a ser fluida.

Incluso se han olvidado ya de los episodios vividos con Sergio Ramos de protagonista. Al andaluz lo ven como un futbolista que lo da todo sobre el césped, pero noble a la vez. Creen que va de cara como Casillas.

En cambio, la sensación es que tanto Arbeloa como Xabi Alonso se esconden bajo una imagen creada por ellos mismos de ‘buenos chicos’ que no se corresponde para nada con la realidad. Y las imágenes de ambos agrediendo cada vez que disputaban un balón a los jugadores del Barça es la prueba más evidente.

INIESTA, QUEMADO

Andrés Iniesta acabó muy ‘quemado’ con las entradas de Arbeloa. No es solo lo que se ve en las imágenes, sino también lo que no se ve. El defensa blanco pisó en una misma jugada hasta tres veces al de Fuentealbilla. Xabi Alonso repartió para todos: Xavi, Messi, Busquets, Iniesta o Cesc.

Los dos protagonistas estuvieron en todas y la plantilla del Barça entiende que, al contrario que, por ejemplo, Khedira, al que respetan su dureza porque la consideran noble, se comportaron de forma provocadora durante todo el partido.

El colmo fue ver a Xabi Alonso y Arbeloa dar un cachete en la cara a Messi tras una de sus entradas. El tolosarra, de cara a la galería, incluso ofreció la mano a Leo, que la rechazó, harto de su violencia.

Los dos futbolistas del Real Madrid, que los blaugrana siguen considerando los grandes ‘pelotas’ de Mourinho, son especialistas en tirar la piedra y esconder la mano. Eso es algo que molesta mucho en el vestuario del Barça, que considera indecente que, tras lo visto en el Santiago Bernabéu, busquen quedar como las víctimas y filtren el episodio vivido con Leo Messi en el aparcamiento.

Es cierto que el argentino se marchó muy enfadado con ambos, pero razones tenía de sobras para ello. La imagen que quieren vender ante la prensa y la afición es la de jugadores modélicos y educados, pero nada tiene que ver con la realidad.

Los jugadores del Barça los ven como dos hipócritas que actúan con mala fe y en los que es imposible confiar. El ambiente entre las plantillas de Barça y Real Madrid vuelve a ser el correcto, pero Xabi Alonso y Arbeloa hacen todo lo posible cuando se enfrentan para evitarlo.

 

Fuente: www.sport.es

 

Share.

Leave A Reply