Fiatc superiorRadio marca header

Sin tiempo para lamentaciones

0

El director adjunto del diario Sport, Joan Maria Batlle, empezó su participación en la tertulia de anoche asegurando que no se pueden buscar excusas ni culpables a la derrota sufrida por el FC Barcelona en Anoeta. Sencillamente, el equipo hizo lo de siempre pero un gol al final de la primera parte dio alas a la Real y el Barça, quizás pensando en reservar fuerzas de cara al partido copero del jueves en La Rosaleda, vio como se le subían a las barbas sin apenas tiempo ni capacidad de reacción. Una Real a la que también hay que darle sus méritos por no conformarse con el empate y seguir empujando hasta el final, esfuerzo que fue retribuido con los 3 puntos.

Sobre la amarilla a Piqué por obstruir un disparo de falta del rival, Batlle coincidió con Guasch en considerar esa regla injusta y desproporcionada pero también indicó que los futbolistas conocen el reglamento y más en una jugada que también cometió Kaká no hace mucho y por la que objeto de muchas risas y duramente criticado por los suyos.

Comentando el devenir del partido y los cambios, el periodista opinó que Tito se equivocó al sacar a Cesc del campo e introducir a Pedro tras la expulsión de Piqué. Y es que, siendo un partido sin un dueño claro del balón y pocas ideas en ataque, Batlle consideró que hubiera sido mejor mantener a Cesc para intentar ganar ese porcentaje de posesión en un partido muy disputado, que dar entrada a un Pedro que se diluye si el Barça no ataca con posesión y dominio del esférico (algo que no estaba sucediendo por entonces).

Preguntado por los posibles motivados de la derrota, el colaborador recordó las dos malas segundas partes en los dos últimos partidos de los blaugranas y planteó, siempre como hipótesis, la opción de los ya famosos picos de rendimiento y ciclos de carga que preparan en Can Barça para optimizar el rendimiento del equipo en la parte final de la temporada. Algo que no sería descabellado ya que, si el ‘mes negro’ del club ha sido históricamente en octubre, lo cierto es que en los últimos años esta pega está recayendo en enero y febrero.

En cuanto al Madrid y su renovada imagen tras la ‘manita’ al Valencia el pasado domingo, Batlle no descuidó la mala salida al campo de los hombres de Valverde pero también reconoció haber visto cosas en los merengues que aún no se habían visto esta temporada y sí la anterior. Por ello, Batlle opinó que pueda haberse empezado a gestar la autogestión dentro de un vestuario que cada vez cree menos en Mourinho. Una autogestión que no debe sorprender a nadie porque es habitual en todos los equipos, también en el FC Barcelona.

Sobre la marcha de Valdés y su no renovación de contrato, Batlle coincidió con la mayoría en el error del portero de no querer lanzar un comunicado conjunto con el club mintiendo de manera piadosa a la afición hasta final de temporada, algo que tantas veces se ha hecho, y sí aseguró que si lo ha hecho a su manera y no a la que le iba bien a la entidad es por un cierto despecho al considerar Víctor que nunca se le ha considerado ni puesto al nivel de importancia de otros compañeros de vestuario y equipo.

Cuestionado por la polémica portada del Sport el día después de conocerse la decisión del guardameta, el director adjunto del diario aseguró que sencillamente se trató de una portada opinativa y que tomó partido en la excepcional situación, algo imposible de reprochar. Siendo el primero en reconocerle los méritos a Valdés y dándole las gracias por la aportado durante estos años, el periodista se mostró convencido de que hay mucha gente que ve la situación como se reflejó en el diario del grupo Zeta y en las opiniones de Vehils y Casanovas, y eso también debe aceptarse y respetarse, tanto como la decisión de Valdés de abandonar el club de su vida.

Share.

Leave A Reply